El deporte en Chile

El clima, la diversidad geográfica y la infraestructura hacen del país un sitio ideal para la práctica de todas las disciplinas.

domingo, 05 de julio de 2009 Categoría: Turismo - Deportes - Vida diaria
Selección Nacional de Fútbol Selección Nacional de Fútbol (Photo:El Mercurio)

El fútbol es el más popular, el tenis provoca las mayores alegrías y el rodeo, que rescata las tradiciones del campo chileno, es el deporte oficial desde 1962. En un área circular, llamada medialuna, dos vaqueros a caballo, o “huasos” como se les llama localmente, deben detener la carrera de un novillo. Aunque recibe menos cobertura informativa, esta actividad convoca miles de aficionados, especialmente en zonas rurales o campesinas.

El tenista Marcelo Ríos, apodado "Chino”, fue número uno del mundo en 1998. Fernando González, quien se ha ubicado constantemente entre los mejores 10 del mundo, y Nicolás Massú ganaron medallas de oro en los juegos olímpicos de Atenas 2004. Los futbolistas Iván Zamorano y Marcelo Salas triunfaron en Real Madrid y Juventus respectivamente. También hay otras disciplinas en las que el país ha cosechado logros deportivos.

Los hinchas siguen con fervor las competencias en las que participan sus ídolos deportivos. La selección chilena, en un continente donde el fútbol es rey, fue la que más público llevó a sus partidos de local en las clasificatorias para Alemania 2006, incluso por sobre Brasil y Argentina, países que han ganado campeonatos mundiales.

Chile tiene fama de impecable organizador de torneos internacionales en diversas disciplinas. Precisamente, el fútbol es el mejor ejemplo con el mundial adulto en 1962, el juvenil de 1987 y el femenino sub-20 en 2008. En 2014, el país será sede de los juegos sudamericanos y para su éxito las autoridades han comprometido todo el respaldo financiero y logístico necesario. De momento, se encuentra en marcha la segunda etapa de la Red de Estadios Bicentenario, que contempla la construcción y el mejoramiento de recintos deportivos.

Un poco de historia

La práctica del deporte en Chile se remonta a los juegos populares conocidos con los nombres chueca y  linao. Juegos habituales de los pueblos mapuche y huilliche, se parecen al hockey y al rugby, respectivamente. En tiempos de la colonia, se comenzó a practicar el rodeo, deporte nacional que hoy es la principal actividad recreativa en la zona central del país, especialmente en sectores rurales.

En los primeros juegos olímpicos de la era moderna, realizados en Atenas en 1896, participaron 13 países y Chile fue el único representante de América Latina. Entonces, el atleta Luis Subercaseaux compitió en 100, 400 y 800 metros, según los registros del Comité Olímpico de Chile (Coch).

En 2004, la justa volvió a la capital griega y el tenista Nicolás Massú ganó la medalla de oro en singles. La misma presea obtuvo en dobles junto a Fernando González, quien es reconocido por la prensa especializada como el más destacado deportista chileno desde 2006.

La pasión por el fútbol

La tradición futbolística de Chile comenzó con los inmigrantes ingleses hace más de un siglo, algunos de ellos avecindados en la ciudad portuaria de Valparaíso. El club de primera división Everton fue precisamente fundado por británicos hace más de 100 años, fenómeno que ocurrió también en otros países de América Latina. El Mundial de 1962 en Chile masificó la pasión por el balompié y lo transformó en el más popular.

A la selección chilena de fútbol se le conoce como la “Roja”. Los mejores resultados del elenco nacional son los terceros lugares en los mundiales de 1962, en el sub-17 de 1993 jugado en Japón y en el sub-20 disputado en Canadá en 2007, así como la medalla de bronce conseguida en Sydney 2000.

Un nuevo director técnico, el experimentado argentino Marcelo Bielsa, le ha dado un nuevo ímpetu al balompié local. La selección se ha clasificado para la copa del mundo Sudáfrica 2010 y los aficionados la apoyan como a ninguna otra en esta parte del mundo, con un promedio de público de 60 mil personas por partido. De acuerdo a estadísticas de la FIFA, la “Roja” se ubicaba en octubre de 2009 en el 21º lugar entre 203 naciones asociadas.

Entre los clubes de la liga nacional, los más populares son Colo Colo y Universidad de Chile. El equipo que lleva el nombre de un legendario líder mapuche se coronó en 1991 campeón de la Copa Libertadores de América, el principal torneo para los clubes del continente.

En cuanto a los jugadores, los más renombrados en las últimas décadas son el defensa Elías Figueroa y los goleadores Iván Zamorano y Marcelo Salas. Los dos primeros fueron además destacados por la FIFA entre los 100 mejores del siglo XX. Salas, en tanto, es el goleador histórico de la selección nacional.

Glorias en el tenis

El tenis es el deporte que mayores alegrías ha entregado a los chilenos. En 1998, Marcelo Ríos fue número uno del mundo en el ranking ATP, algo que ningún iberoamericano había logrado hasta entonces. El "Chino" ganó 18 títulos y disputó otras 13 finales en el circuito profesional entre 1995 y 2001. Le siguen los medallistas olímpicos Fernando González y Nicolás Massú, con 11 y seis coronas, respectivamente.

El protagonismo de los tenistas chilenos está en la historia. En 1937, Anita Lizana ganó el torneo de Forest Hills, antecesor del Abierto de Estados Unidos; en 1958 y 1960, Luis Ayala fue finalista en Roland Garros; en 1976, el equipo chileno de Copa Davis, integrado por Patricio Cornejo, Jaime Fillol y Belus Prajoux, jugó la final de ese torneo ante el representativo de Italia; en 2003 y 2004, Chile obtuvo la Copa Mundial por Equipos disputada en Düsseldorf.

La práctica del deporte

En Chile, es habitual la actividad física. Los fines de semana, miles de personas practican distintos deportes, trotan o montan sus bicicletas en parques y plazas, o eligen los centros invernales para el esquí. El clima diverso, los privilegiados espacios naturales y las instalaciones privadas y públicas, hacen del país un lugar que motiva a la actividad física.

A la hora de elegir, no existen limitaciones. Fútbol, tenis, rugby, esquí, natación o golf, disciplinas extremas en el aire, la montaña o el agua pueden desarrollarse sin impedimentos.

Cada zona del país ofrece condiciones ideales para diferentes actividades deportivas. El norte para deportes de alta montaña y escalada en volcanes, como el Ojos del Salado, el más alto del mundo con 6.891 metros sobre el nivel del mar, además de sandboard, parapente y trekking.  En la costa, hay olas perfectas para el surf, como lo pudieron comprobar los máximos exponentes de este deporte que disputaron una de las fechas del mundial de la disciplina en Arica.

La zona central ofrece en invierno las mejores pistas de esquí y snowboard del continente. Valle Nevado, Portillo y El Colorado son algunos de los centros que reciben a los turistas o son elegidos para entrenar por selecciones de esquí de Europa, Estados Unidos y Canadá.

El océano Pacífico, los embalses, ríos, lagos y lagunas de las zonas central y sur, invitan a la práctica de deportes náuticos, al descenso por aguas caudalosas en rafting o kayak, especialmente en el río Futaleufú, uno de los más desafiantes del planeta. La pesca con mosca es otra actividad muy valorada por visitantes provenientes de distintos rincones del mundo.

img_banner