Los secretos beneficios del océano

Biotecnología marina

Degradar la suciedad a bajas temperaturas, no depender del agua caliente. Un pequeño y enorme aporte de la investigación nacional.

domingo, 05 de julio de 2009  
La biotecnología azul (Photo:Technopress)

La biotecnología azul es la que se aplica en ambientes marinos y acuáticos. Aún en una fase temprana de desarrollo sus aplicaciones son prometedoras para la acuicultura, cuidados sanitarios, cosmética y productos alimentarios.

Chile posee una extensión de casi 4.500 kilómetros de longitud y una costa de similares dimensiones. Equivale a un décimo de la circunferencia planetaria, un dato de no poca importancia. El Premio Nacional de Historia Mateo Martinic agrega que, si se consideran sus infinitos archipiélagos, el territorio acumula unos 80 mil kilómetros de playas, descontando los tres millones de kilómetros cuadrados de mar patrimonial.

La relación con el océano Pacífico es naturalmente fuente de riquezas enormes. La actividad relacionada con pescados, crustáceos y moluscos reportó dividendos por 3.353 millones de dólares (FOB) en 2008, cifra que representa cerca de 5% de todas las exportaciones anuales de Chile. La inmensidad del mar chileno permite a menudo descubrimientos de insospechados horizontes.

Uno de ellos es el que lidera uno de los pioneros de la biotecnología en el país, Juan Asenjo, Premio Nacional de Ciencias 2004, quien secuenció enzimas del krill, un crustáceo antártico. Gracias a las propiedades encontradas se podrán desarrollar detergentes que degraden la suciedad a bajas temperaturas, lo que significa lavar sin agua caliente.

Tras patentar su investigación en Estados Unidos, el creador y director del Centro de Excelencia en Ingeniería Bioquímica y Biotecnología de la Universidad de Chile, encabeza trabajos tendientes a conseguir a futuro el aislamiento rápido y simplificado de proteínas modificadas.

img_banner