Destinos Clásicos

Imperdibles de Chiloé

viernes, 31 de julio de 2009  
Ancud Ancud (Photo: Sernatur)

- Los mejores lugares de Chiloé
- Chiloé 

Trekking por el Parque Nacional: Es uno de los escasos puntos para observar la bravura del Pacífico mientras la solitaria playa bordea un hermoso bosque nativo. Tiene una superficie de 43.057 hectáreas, divididas en tres lotes. El primero corresponde al sector Chepu, con 7.800 hectáreas, el segundo al sector Anay, con una superficie de 35.207 hectáreas, y el tercero corresponde al islote Metalqui de 50 hectáreas. Desde la zona sur hay un hermoso trekking de tres horas por la playa Anay.

Conocer la Mitología: Brujos, sirenas, barcos fantasmas y otros seres parecen muy reales en la isla de Chiloé. Su rica tradición de mitos y leyendas se expresa en imágenes vivas que muchos dicen haber visto o vivido. Entre las figuras principales destacan:

- Pincoya: Es una hembra de extraordinaria belleza, sensual, de larga y abundante cabellera que le cubre la espalda. Cuenta la leyenda que cuando baila de cara al mar presagia abundancia de peces y mariscos porque al finalizar el baile irá sembrando mariscos por las playas y llenará de peces los canales. Si, por el contrario, baila de espaldas al mar, habrá escasez de peces y mariscos según la creencia tradicional.

- Trauco: Tal vez el más famoso de todos los mitos de las islas habita en medio de los bosques y su tamaño no supera los 90 centímetros. A pesar de ser un enano tiene mucha fuerza y lleva consigo un hacha de piedra que usa para derribar árboles. Con su aliento puede dejarles la boca torcida a los hombres o condenados a morir en un breve plazo. En las mujeres despierta una gran atracción y hace que se le entreguen; si se resisten les provoca sueños eróticos hasta que caen rendidas en sus brazos. Este mito suele ser la disculpa que dan algunas solteras para justificar su embarazo.

- El Caleuche: Es un barco fantasma usado por los brujos que navega de noche, tanto sobre la superficie como bajo el mar,  a altas velocidades y muy iluminado. A bordo se realizan fiestas y bailes que atraen con su ruido y música a los navegantes que deambulan por las islas, hasta hacerlos esclavos a su servicio.

El buque tiene la particularidad de que cuando es perseguido se transforma en roca, tronco de árbol o simplemente en alga para pasar inadvertido y así evitar su captura. El castigo para aquellos que miran al Caleuche consiste en dejarles la boca torcida, la cara hacia la espalda o bien provocarles la muerte en forma repentina.

- Imbunche: Llamado también Machuco de la cueva, es un monstruo humano que camina en tres patas, tiene la cara vuelta hacia atrás y la pierna derecha pegada al espinazo, como consecuencia de la acción de los brujos.

- Camahueto: Tiene la forma de un ternero de pelaje plomizo corto y brillante con un cuerno en medio de la frente. Vive en ríos y lagunas pantanosas hasta su adultez, que alcanza a los veinticinco años, y luego emigra hacia el mar destruyendo todo lo que encuentra a su paso. Con la raspadura del cacho del Camahueto las machis preparan pócimas para curar diversas enfermedades, como también devolver el vigor y la potencia sexual a los hombres.

Visitar las Iglesias Chilotas: Dentro de las principales características chilotas está el estilo de construcción. La carpintería ha sido un referente obligado del alma de la isla que es posible vivenciar en las enormes iglesias que se disgregan en cada poblado desde hace más de 200 años.

En diciembre del año 2000, Unesco confirió la calidad de Patrimonio de la Humanidad a 16 iglesias distribuidas en el Archipiélago de Chiloé, reconociéndose el valor universal que representan estos monumentos construidos en madera.
 
Las 16 iglesias son: Achao, Aldachildo, Caguach, Castro, Chelín, Chonchi, Colo, Dalcahue, Detif, Ichuac, Nercón, Quinchao, Rilán, San Juan, Tenaún y Vilupulli. 

Kayak por los Canales: El kayak, los remos, los faldones y los salvavidas son los elementos necesarios para vivir a Chiloé desde el mar, por alguno de sus intrincados canales que gozan de tranquilidad y hermosos paisajes sobre la isla.

Se pueden apreciar las faenas pesqueras y la variada avifauna marina; cisnes de cuello negro, pimpollos, tres variedades de Gaviotas, Pilpilenes, ocasionalmente flamencos, entre otras especies. Además se puede acceder a alejados pueblos entre los que destacan Mechuque, Añihué y los del archipiélago de las Chauques. Dalcahue es uno de los centros neurálgicos de los centros de kayak en Chiloé.

Comer Curanto: La gastronomía chilota es un tema del cual ningún visitante a la isla puede escapar. Preparaciones centenarias que han sido desarrolladas y transmitidas de generación en generación, siguen siendo un gran foco de atención para los visitantes y los amantes de los frutos de mar.

Entre todos los platos de Chiloé el más famoso es el Curanto al Hoyo, mezcla de campo y mar, que se prepara en la tierra y se saborea con deleite. Primeramente se hace un hoyo, de  un metro más o menos de diámetro, con una profundidad de aproximadamente medio metro. En el hoyo se pone leña y carbón sobre piedras de tamaño regular. Se enciende el fuego para que las piedras se calienten hasta ponerse casi al rojo; luego se retiran la leña ya carbonizada y los residuos del carbón.

Entonces se disponen capas de picorocos, cholgas, choritos y tacas, cubiertas con hojas de pangue. Enseguida se agregan las papas con cuero bien lavadas, se tapa con nuevas hojas de pangue, se colocan encima longanizas, carne de chancho ahumado, cordero y pollos si se desea. Sobre otra capa de hojas van los milcaos y chapaleles para tapar definitivamente el curanto con más hojas de pangue y tepes o champas de pasto.
Tras casi una hora de cocción los comensales disfrutan los sabores mezclados de la auténtica gastronomía chilota acompañada de chicha de manzana. Apetitoso. Imposible no disfrutarlo.

 

img_banner