Destinos Clásicos

Chiloé

Isla del sur de Chile poblada de mitos, tradiciones, singular arquitectura y deliciosa gastronomía.

martes, 07 de julio de 2009 Categoría: Turismo
Chiloe Chiloe (Photo: Sernatur)

En la Región de Los Lagos, Chiloé es un lugar de gran valor patrimonial. Al cruzar el Canal de Chacao desde la localidad de Pargua, a 65 kilómetros al suroeste de Puerto Montt, el mundo se transforma. Tras navegar 30 minutos vía ferry, la única manera de llegar al archipiélago de Chiloé, se ingresa a un territorio de costumbres únicas que son resultado de la mezcla entre los colonizadores españoles y el pueblo originario huilliche desde el siglo XVI.

Jesuitas y españoles habitaron la zona hasta que la Independencia provocó que este enclave se rindiera a dominio chileno en 1826, ocho años después que el resto del territorio. Esta circunstancia y la condición insular fueron decisivas en la formación de sus especiales condiciones. Chiloé posee una mitología riquísima, una arquitectura tradicional irrepetible, gastronomía basada en la mixtura de tierra y mar, entre otras características relevantes.

Una experiencia que deja huellas indelebles. De este modo se puede definir el recorrido  por los 180 kilómetros de largo y 50 de ancho que tiene la gran isla, rodeada por muchas otras más pequeñas. Las principales ciudades son Ancud, Castro y Quellón, ubicadas al norte, centro y sur de Chiloé. Junto a ellas existe un centenar de poblados que invitan a ser conocidos ya que preservan la pureza de las tradiciones chilotas y el espíritu acogedor de sus habitantes.

El mar y el campo convergen en un paisaje lleno de colinas, terrenos labrados, bosques y vistas oceánicas. Se destaca el Parque Nacional Chiloé, que cubre una vasta extensión del sector oeste de la isla, y el Parque Tantauco, ubicado en la parte más austral de Chiloé y que constituye uno de los mejores lugares para observar el paso de las ballenas jorobadas hacia Patagonia.


img_banner