El sorprendente parque nacional Pan de Azúcar

Playas solitarias, chungungos y pingüinos son algunas de las atracciones que ofrece este ecosistema desértico costero.

martes, 07 de julio de 2009 Categoría: Destinos Top - Parques Nacionales - Playas
Parque Nacional Pan de Azúcar Parque Nacional Pan de Azúcar (Photo: Sernatur)

Es una sorpresa auténtica para quienes viajan entre Atacama y Elqui y el Norte Grande. Extensas playas solitarias, un paisaje costero de carácter mágico y subyugante, además de buenas instalaciones para acampar.

Son más de 43 mil hectáreas protegidas para preservar el ecosistema desértico costero. Situado a 30 kilómetros al norte de Chañaral, el Parque es administrado por Conaf.

El verdadero tesoro protegido incluye cerros con predominio de variadas cactáceas, playas limpias con un oleaje continuo y arrebatador, miradores en altura hacia el Pacífico y una omnipresente fauna marina y terrestre.

Antiguamente, en el lugar había una caleta, una fundición y un puerto de embarque de minerales. Sin embargo, el lugar fue bombardeado en la Guerra del Pacífico y el maremoto de 1922 arrasó con lo poco que quedaba.

Numerosos senderos claramente señalizados permiten conocer una fauna diversa y abundante, en la cual destacan chungungos, lobos de un pelo y gran cantidad de pelícanos, cormoranes y pingüinos de Humboldt. Más arriba, en los sectores con mayor vegetación, se ven guanacos y zorros. 

De especial  interés en Pan de Azúcar es la isla del mismo nombre, la cual se puede conocer en botes de pescadores; viaje que se negocia por  embarcación. En el interior del Parque, deslumbran por su belleza las playas Blanca y Piqueros.

img_banner