Pesca de tiburones, una aventura

Para algunos una idiotez para otros una forma de experimentar una tradicional lucha en que el hombre sale casi siempre victorioso.

Imagen: Pedro Pablo Pinacho Davidson

En la pesca artesanal del tiburón se usan faluchos o lanchas de 6 a 7 metros, con motor fuera de borda. Para atraer al tiburón se utiliza un espinel o lienza que va amarrado a un artilugio llamado saca vueltas que se sostiene con un cordel.

Luego viene el gancho o anzuelo en el que se sostiene la carnada, generalmente un sabroso pescado llamado machete.

Preferentemente se sale a pescar de noche. En Arica se encuentran tiburones de metro y medio y hasta de dos metros mar adentro.

Una vez que muerden, el anzuelo se recoge hasta dejar el tiburón adentro del barco o falucho. Luego se filetea y se lleva al muelle donde la carne se vende a unos 700 pesos el kilo.

En Arica se pescan tiburones toyo, fáciles de encontrar en la costa chinchorro; el cola’ e’ zorro y el azulejo. A los pescadores de tiburones se les llama marrajeros, mismo nombre que se usa para nombrar a sus casas-botes.