Medio millón de visitantes esperan centros de esquí chilenos

Pese a la crisis económica y la merma en el turismo mundial, inversiones por 10 millones de dólares le permiten ofrecer al sector atractivos panoramas.

550x290ski

La nieve fue especialmente caprichosa con Chile este 2009. Pese a que el frío primaba hacía meses en la zona centro y sur de su largo territorio, la reina de los centros de esquí prorrogó su llegada más de lo habitual. Pero antes de la mitad del año, tenía cubiertas de blanco las más altas cumbres y los faldeos de la cordillera de los Andes.

Alrededor de un tercio de los aproximadamente 2.000 millones de dólares que genera anualmente el turismo en este país proviene de la actividad invernal. Fue por lo mismo que, al unísono del comienzo de la estación más gélida del año, tantas expectativas causó el último 22 de julio el inicio formal de la temporada invernal.

Con una oferta hotelera de lujo, lo último en tecnología y equipamiento para rentar, los empresarios de este sector materializaron en la antesala inversiones por 10 millones de dólares en los siete principales complejos recreativos, a la espera de recibir una cifra similar de visitantes que en 2008, es decir, unas 500 mil personas, de acuerdo a las estimaciones del sector.

Comienza la acción

Los primeros en aprovechar la nieve virgen este año fueron los entusiastas que subieron a Valle Nevado Ski Resort, que ofrece la mayor superficie del hemisferio sur. Emplazado a 60 kilómetros (37 millas) del aeropuerto internacional de Santiago, cuenta con unas 9.000 hectáreas (más de 22 mil acres) de terreno.

Tres hoteles, departamentos, ocho restaurantes, bares, pub, piscina temperada, fitness center,  gimnasio, guardería infantil y una gran variedad de tiendas destacan en el menú del recinto.

En dicho centro, la apuesta es por una moderada alza de los asistentes, para llegar a unos 150 mil. “De este público, 55% corresponde a clientes nacionales, 30% a brasileños, 10% a estadounidenses y 4% a argentinos, entre otras nacionalidades, para lo cual nos hemos preocupado por implementar comodidades en nuestras pistas y hoteles”, detalla su gerente general, Ricardo Margulis.

Hasta allí ahora es posible acceder desde el complejo El Colorado - Farellones, que a su vez conecta con La Parva, gracias a la interconexión de los tres valles andinos, que dio origen al espacio esquiable más grande de Sudamérica, con una red de 45 andariveles y un sistema integrado de más de 100 kilómetros (62 millas) de pistas.

Con la implementación 100 hectáreas con Fabres como nuevo valle para la práctica del esquí fuera de pista, este último centro acogerá en septiembre una fecha del Freeskiing World Tour. En las cercanías de Santiago, también es posible divertirse en Portillo, donde se renovó la piscina y se adquirió una nueva alfombra de 80 metros para principiantes; Lagunillas, al sureste de la ciudad, en la zona llamada Cajón del Maipo, y Chapa Verde, al interior de Rancagua.

Más alternativas

Internado en la cordillera de la ciudad del mismo nombre ubicada a poco más de 400 kilómetros (248 millas) de la capital, el resort de montaña Termas de Chillán duplicó la capacidad de uno de sus dos hoteles e implementó un snowpark y un bar aledaño a sus pistas. Todo ello se suma a la pista más larga de la región, con siete kilómetros (4,3 millas) de extensión.

A 84 kilómetros de la ciudad de Temuco, al interior del parque nacional Conguillío y en las faldas del volcán Llaima, se encuentra el complejo invernal Araucarias, que ofrece a sus alrededor de 10 mil visitantes anuales 350 hectáreas de terreno a 1.950 metros sobre el nivel del mar. En la misma zona y aledaño a la reserva nacional Malalcahuello, se halla el centro de montaña Corralco

Pucón no sólo es sinónimo de triatlón y playas bañadas por el lago Villarrica, pues tras 20 minutos en vehículo desde el centro de la ciudad, subiendo por las laderas del volcán del mismo nombre, es posible hallar las instalaciones de un atractivo centro de esquí apta también para la práctica del snowboard.

Aún más al sur, otra opción es Ski Antillanca, emplazado al oriente de Osorno, en el parque nacional Puyehue. En tierras patagónicas, las alternativas son las motos y el nuevo tobogán en el Snowpark de la reserva Huilo Huilo; El Fraile, adornado en las cercanías de Coyhaique por bosques de especies autóctonas, y Club Andino, a minutos de la austral Punta Arenas, uno de los pocos lugares del planeta donde se puede esquiar mirando el mar.

Esta entrada también está disponible en Inglés