Documentales: un espejo en movimiento

La prolífica realización nacional da cuenta de un género en auge, con una muestra enmarcada en el Festival de Cine de Santiago y un proyecto tendiente a difundir este tipo de cintas.

550x290documentales

En el testimonio del intelectual chileno Nicanor Parra es ineludible el recuerdo de su hermana folclorista, Violeta, y toda su emblemática familia. A pesar de que no le gustan las cámaras, en agosto puede verse “Retrato de un antipoeta”, documental que en 72 minutos concentra un trabajo de más de 10 años del realizador Víctor Jiménez, tiempo en el cual grabó al protagonista en sus casas de Santiago y la costa central.

El Presidente Salvador Allende en el agua, nadando (obviamente sin sus característicos anteojos), es una imagen prácticamente desconocida del Presidente que murió en el palacio de gobierno en el marco del golpe de Estado de 1973. El registro lo rescató su nieta Marcia Tambutti, quien actualmente dirige “La otra cara de La Moneda, la búsqueda de mi abuelo Allende”.

Trabajos como éstos demuestran que el género está en permanente actividad, con 78 de ellos producidos desde 2000 a la fecha, según el catastro de la Asociación de Documentalistas de Chile (Adoc), que ha logrado identificar más de un millar de títulos.

El proyecto busca dar cuenta de la activa escena nacional, en áreas tan amplias como arte, biografías, cultura, derechos humanos, etnografía historia, medioambiente y sociedad. Creado por la también realizadora Carmen Luz Parot, la idea ha sido concebida como “la primera piedra para sentar las bases de una futura videoteca”.

Ayer y hoy

Temáticamente, estas películas se ocupan de rescatar la memoria nacional desde diversas experiencias, como también los hay centrados en personajes, lugares y oficios de la sociedad contemporánea.

Las locaciones para la memoria son diversas. En su último trabajo –en proceso de edición-, el responsable de La batalla de Chile y La memoria obstinada, Patricio Guzmán, se alucina con la astronomía y el desierto.

Hay actualización de los temas que traen los recuerdos. Así sucede, por ejemplo, durante la producción de un documental sobre el diseño gráfico en Chile, contrastando un afiche realizado a comienzos de los 70 con el trabajo de lo jóvenes profesionales del siglo XXI, a cargo de Ernesto González.

Por su lado, la misma Carmen Luz Parot (Estadio Nacional, 2002) durante años siguió la corriente del río que cruza Santiago y las historias de la llamada costanera norte de la capital. “Mapocho lo termino a fines de este año y lo estreno en 2010”, adelanta.

Para Guzmán, todo ello da cuenta de “una corriente cinematográfica viva, poderosa, creíble, que muestra la realidad compleja de este país con forma de espada”.

Realizaciones como las suyas contempla el programa de la séptima edición de DocSantiago, enmarcada en el Festival Internacional de Cine de Santiago (Sanfic) de mediados de agosto.

Esta entrada también está disponible en Inglés