Concepción busca un lugar en exclusiva red global de ciudades sustentables

Las particularidades del polo industrial, académico, tecnológico y patrimonial ubicado al sur del territorio lo transforman en candidato ideal.

conce550290

Actualmente, el Gran Concepción es la segunda área metropolitana más poblada de Chile, con casi un millón de habitantes. Las aguas del río Bio Bio que desembocan en el Pacífico, la cordillera de Nahuelbuta, sus lagunas urbanas y humedales constituyen sus grandes riquezas naturales, mientras que su cordón industrial y sus universidades apuntalan su vigor económico e innovador.

Ubicada 500 kilómetros (310 millas) al sur de la capital, Santiago, es una zona que buscará en 2010 celebrar sus 460 años incorporándose -a través de la iniciativa Concepción Plus+-a la exclusiva red mundial de ciudades sustentables, gracias a lo cual sería la primera urbe del país y la más austral del planeta en contar con dicha membresía.

La idea surgió hace unos dos años, casi de manera circunstancial y durante uno de los usuales diálogos que mantenían los arquitectos chilenos Andrés Durán y Esteban Undurraga. El primero se hallaba instalado en su estudio instalado en su natal Concepción. El segundo, en su oficina de Vancouver (Canadá), donde se desempeñaba como consultor del Centro Internacional para Ciudades Sustentables (ICSC).

Al interior del organismo asentado en Norteamérica había interés por sumar una ciudad austral, por lo que Durán se encargó de presentarle a su colega las particulares características de la urbe: es un polo de desarrollo industrial; genera conocimiento e innovación desde sus universidades y cuenta con un rico acerbo histórico, patrimonial y científico en torno al río Bio Bio y sus milenarias cinco lagunas urbanas, para cuya recuperación ya hay un plan está en marcha.

“Al mismo tiempo, Concepción está llegando a un límite de crecimiento que la enfrenta a definiciones clave, que si no tienen respuestas adecuadas causarán un deterioro paulatino pero seguro en su calidad de vida y competitividad. La pregunta que surgió es qué haremos con todo eso, cuál es el foco y la visión de futuro, dado que la infraestructura existente está cumpliendo su ciclo útil”, relata.

Durante el proceso de recolección de antecedentes, conocieron la sintonía con las autoridades, plasmada en la Estrategia de Desarrollo Regional 2008-2015, y el mundo académico, esperanzado en posicionar a Concepción –sede del Primer Foro Global de Biotecnología en 2004- en la capital científica y tecnológica de América Latina, por lo que se propusieron complementar dichas iniciativas con la propia.
 
Aunque la incorporación al sistema de ciudades sustentables contempla planificaciones estratégicas a 50 y 100 años, existen necesidades de mayor urgencia que bien pueden tener respuestas en un plazo de un lustro y que, en el caso particular, tienen que ver con la integración del sistema urbano de transporte y la reformulación de la matriz energética, que actualmente le otorga al carbón un papel preponderante.

Las bondades de la membresía las explica Andrés Durán: “La red de ciudades sustentables es suficientemente grande para conocer muchos casos diferentes, pero  suficientemente pequeña para permitir la interconexión de todos sus integrantes. Además, es un proceso de que no termina, que vuelve constantemente atrás para buscar coherencia en planes de 20 o 25 años”.

Gracias a la incorporación, añade, “será posible acelerar los procesos que probablemente en forma autónoma son más lentos de desarrollar” y hacer de Concepción una ciudad más versátil y capacitada para enfrentar los impactos y tensiones de orden económico, ecológico y social.

Como piedra fundacional de su proyecto, los impulsores de la idea organizaron recientemente una conferencia internacional a la que convocaron a todos los estamentos locales y esperan cerrar el proceso el 5 de octubre de 2010, cuando se inviten a la ciudad representantes de otras urbes de la red y se formalice –en el mejor de los casos- la afiliación de Concepción.