Los Vilos y Pichidangui: Balnearios para fanáticos de la navegación

A medio camino entre Santiago y La Serena, estos balnearios invitan con su gastronomía y deportes náuticos.

velerospichidanguisernatur

Con poco menos de 10 mil habitantes y a 246 kilómetros al sur de La Serena, Los Vilos tiene dos caletas de pescadores, San Pedro y Las Conchas, y los atractivos especiales de isla de Huevos e isla de Los Lobos. Visibles desde la costanera de casi tres kilómetros de extensión, las islas pueden ser visitadas a bordo de botes pesqueros.

29 kilómetros más al sur se encuentra Pichidangui, balneario y centro preferido para la práctica del windsurf y kitesurf por sus constantes vientos. 

Se recomienda visitar la iglesia del pueblo, sobre un roquerío frente al mar, y conocer la feria artesanal situada en  la costanera.

La playa principal mide 5 kilómetros de largo. En medio del camino hay un hermoso bosque, que colinda con las arenas de la playa, en el que se puede acampar previo pago. También se puede hacer trekking hasta la Cueva de la Quintrala, ubicada en la parte norte de la playa. En el lugar, cuenta la leyenda, Catalina de los Ríos y Lisperguer, antigua hacendada, lanzaba al precipicio a los hombres que la rechazaban.

Punto de atracción adicional es el humedal de Pichidangui, a un costado de pueblo, a cuyas aguas arriban  bandadas de aves migratorias desde el hemisferio norte.

Mismo interés provoca el cerro Santa Inés, a cuya cumbre se llega cruzando la Panamericana. Desde la cima es visible un bosque relíctico de neblina, similar en riqueza y biodiversidad al  bosque del parque nacional Fray Jorge.

Esta entrada también está disponible en Inglés