Medio ambiente

Chile crece y se desarrolla cuidando el ecosistema. Ocho reservas mundiales de la biosfera se encuentran en su privilegiado territorio.

ballenaazulnomadsoftheseas

Las costas de Chile están protegidas contra la caza de ballenas. Estos gigantes del mar nadan libremente por las aguas nacionales y pueden ser admirados especialmente en el litoral que rodea la isla de Chiloé. Iniciativas similares favorecen el cuidado de las diversas especies del bosque nativo, entre éstas el alerce, la segunda especie más longeva del planeta y que en el país preserva árboles de hasta 3.500 años.

El 20% del territorio nacional está protegido por ley. La conservación de la belleza y diversidad de la flora y la fauna es prioridad del Estado, en un esfuerzo que comparte la Organización de Naciones Unidas, ONU. A través de la Unesco, ocho puntos estratégicos del país han sido declarados reservas mundiales de la biosfera. Entre estos, se encuentran parques y reservas; el archipiélago de Juan Fernández -ubicado 650 kilómetros mar adentro-; la laguna San Rafael y el macizo patagónico de Torres del Paine. Chile asume un rol principal en la defensa del medio ambiente y comparte acuerdos y compromisos con diversas naciones del mundo.

El fenómeno del calentamiento global da un nuevo estímulo a la responsabilidad asumida por Chile. Se trata de proteger los recursos naturales y cuidar flora y fauna, conciencia compartida con otras naciones del mundo. Misma dedicación demanda la amenaza de la polución urbana en las grandes ciudades, la que se enfrenta con medidas preventivas y paliativas.

El Congreso Nacional ha considerado la creación del Ministerio del Medio Ambiente, en reemplazo de la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), entidad gubernamental encargada del tema.

La Presidenta Michelle Bachelet ha presentado un plan de acción nacional vigente hasta 2012, que aborda los impactos del cambio climático; acciones para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y la creación y fomento de capacidades para abordar el problema.

Esta entrada también está disponible en Inglés