Mirador Alejandro Selkirk

La isla Robinson Crusoe esconde el sitio desde donde el más celebre de los náufrago podía observar la inmensidad del océano,

robinsoncrusoe

Por los faldeos del cerro El Yunque, tras 4 kilómetros de recorrido en constante subida y con bellas panorámicas sobre San Juan Bautista,  se llega al sitio desde donde Alejandro Selkirk oteaba diariamente el horizonte en busca de algún barco.

Hay placas conmemorativas y una impresionante vista de ambos lados de la Robinson Crusoe, junto a una exuberante  flora y formidables caídas de agua.

Esta entrada también está disponible en Inglés