Valle del Elqui

El pisco, célebre aguardiente de Chile, la Premio Nobel Gabriela Mistral y sus despejados cielos, ideales para la observación astronómica, hacen famosa a esta zona.

elqui3
English version Valle de Elqui

A 90 kilómetros al este de La Serena, el valle del Elqui es un planeta aparte. Toma su nombre del río que desciende desde la cordillera hacia el mar y deslumbra por sus  plantaciones de frutas y vegetales y la observación astronómica de sus límpidos cielos nocturnos. Ilumina con la práctica de medicina alternativa, yoga y meditación. No se sorprenda si en su hostal u hotel encuentra pirámides o piscina con cuarzo. Es parte del estilo.

Ha ganado con buenos motivos fama de una zona de singular energía. Algo así como un  hermano sudamericano del Tíbet. Son muchos quienes lo creen y aprovechan quebradas y pequeños poblados para encontrar paz y un benefactor clima mediterráneo. Sin embargo, hay más;  la oferta del valle incluye deportes de aventura, observación de estrellas y degustaciones de vino y pisco elaborado con las uvas que maduran en las laderas de sus cerros.

La zona es perfecta para el ciclismo, caminatas, windsurf y cabalgatas. Situado entre cerros que definen la vista panorámica, la geografía ofrece diferentes posibilidades para conocerlo palmo a palmo.

Los cinco sentidos entran en acción al visitar los observatorios astronómicos en las cumbres de los cerros Pachón y Tololo, para admirar los cielos más claros del hemisferio sur; así como las diferentes  plantas de producción del pisco destilado de uva que se produce hace siglos en sus fértiles tierras.

La singular energía del valle del Elqui parece encontrarse  en el cerro Cancana. El mito sostiene que es la antípoda geográfica del Himalaya. La creencia popular asegura que la NASA habría medido la energía del cerro, llegando a un valor de 1.500 mega unidades electromagnéticas, la más elevada del planeta. Mito o realidad, numerosas personas han iniciado una vida espiritual en el valle, alejándose para siempre del modelo de vida urbano tradicional.

Se llega desde La Serena por la ruta CH-41 y, en la localidad de Rivadavia, se gira a la derecha para seguir por la D-485 que se interna en el valle.
Los buses llegan hasta Pisco Elqui y se pueden abordar en Coquimbo o La Serena.

Atractivos del valle del Elqui

Un día es poco pero tal vez una semana tampoco es suficiente para conocer el espíritu de Elqui. Hay mucho para ver y sentir. Acá los mejores datos.

Embalse Puclaro

Al 21 kilómetros al oeste de Vicuña. Son 760 hectáreas inundadas para acumular aguas de regadío. Es  considerado uno de los mejores lugares de Chile para practicar kitesurf y windsurf. Puclaro tiene un ventilador natural y prácticamente todo el año el viento fuerte está asegurado.

Vicuña

La ciudad más grande del valle, lugar de nacimiento de la poeta Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura en 1945. Hay un Museo dedicado a la escritora. Se recomienda también visitar la planta de Pisco Capel, para conocer de cerca la producción del pisco en todas sus etapas. Imperdonable sería no pasar una noche en el observatorio Mamalluca.

Mamalluca

A nueve kilómetros de Vicuña, el observatorio astronómico de Mamalluca invita a mirar el cielo, estrellas, galaxias, planetas y satélites, con poderosos telescopios a disposición de los visitantes.  Ideales son las noches sin luna, ya que la oscuridad permite una mejor observación. Se hacen reservas para la visita en la oficina de Mamalluca en Vicuña. Gabriela Mistral 260. Tel. 51-411352.

Montegrande

Un pueblo de casas señoriales y extensiones de parras. Espera con diversos restaurantes y centros de meditación y artesanía, entre otros la galería Arte Zen. Junto a la plaza se encuentra la fábrica de pisco Artesanos de Cochiguaz. Un camino une Montegrande con Cochiguaz, alguna vez el centro de las comunidades esotéricas que aseguraban tener contacto con extraterrestres. Se sugiere conocer el camping y hostería Alma Zen, con  piscina, cristal de cuarzo y un Buda incluidos.

Pisco Elqui

Principal destino turístico del valle. Aquí están casi todos los alojamientos y restaurantes. Se trata de un pequeño y pintoresco poblado que conserva su antigua arquitectura en las viejas casonas y en la capilla Nuestra Señora del Rosario. Muy cerca del pueblo se ubica la destilería más antigua de la zona, el Solar de Pisco Mistral, un centro que sólo se puede visitar con un tour programado. No deje de conocer el restaurante del Solar.

Terapias alternativas

La posibilidad de experimentar antiguos y nuevos ritos, como la terapia con abejas, además de reiki, baños de tina con hierbas y yoga, es parte de la identidad de Elqui.

Los maestros del valle aseguran realizar ritos o sesiones de sanación gracias a técnicas de medicina natural. Hay desde terapia con abejas, masajes metamórficos, reiki, clases de meditación, ruedas medicinales de fuego.

Esta entrada también está disponible en Inglés