Cepal destaca fortaleza de Chile ante la crisis

El organismo internacional valoró las políticas de ahorro y los programas sociales anticíclicos que el impulsó el Gobierno de Chile durante el 2009.

cepaldestacapoliticassocialesdechile550x290thisischile

Mientras la gran mayoría de los países redujo sus políticas sociales durante la crisis económica, Chile impulsó nuevas medidas para proteger a la población más vulnerable, iniciativa que fue destacada y valorada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su informe “Panorama social de América Latina en 2009″.

El estudio de la Cepal resaltó la política macroeconómica impulsada por Ministro de Hacienda, Andrés Velasco, de ahorrar los cuantiosos excedentes que recibe el país por la producción del cobre -la principal exportación chilena- para dirigirlos a políticas sociales durante la crisis. De hecho, el año pasado la mayor minera estatal, Codelco, reportó excedentes por US$ 4.968 millones.

El oficial senior de la división de desarrollo social de la Cepal, Fernando Filgueira, afirmó que “Chile es el caso que mejor muestra la importancia de una actitud contracíclica en ambos ciclos, porque una parte es cuando se expande la economía, en el cual el país ahorró, y cuando se contrajo pudo desplegar un conjunto de medidas muy importantes”.

Filgueira también sostuvo que el país se mantuvo resistente frente a los efectos de la crisis, a pesar de que se esperaba que sufriera más a causa de la coyuntura y de hecho en términos económicos existe un impacto importante. “Es decir, por la estructura de Chile, no hay forma que no le pegara, pero tenía una espalda fiscal, pudiendo desplegar un paquete de política económica contracíclico muy importante y eso logró sostener los niveles de actividad, mucho más que sin esas iniciativas”, precisó el experto.

Según el último Informe de Política Monetaria (IPoM), que el Banco Central publica cada mes con las principales estadística macroeconímicas del país, el PIB chileno registrará una contracción de entre 1,3% a 1,5% para el 2009, mientras que los países de la región sufrirían en promedio una caída del 2,4%, según estimaciones de Consensus Forecast.