El despegue del turismo médico en Chile

La asociación agrupa a cinco de los mejores establecimientos médicos del país, con el objetivo ofrecer servicios de alta calidad a pacientes extranjeros.

turismomedico550x290thisischile

En el ranking de los mejores hospitales y clínicas de América Latina realizado por la revista AméricaEconomíatres establecimientos chilenos se ubicaron en la lista de los top 15: la Clínica Alemana en el segundo lugar, el Hospital Clínico de la Universidad de Chile en el undécimo y el Hospital del Trabajador en el duodécimo. La publicación refleja la calidad que ha alcanzado la salud en el país, un hecho que no sólo es apreciado por los chilenos, sino también por cada vez más extranjeros que viajan a Chile para realizarse un tratamiento médico. 


Según el diario La Tercera, la cantidad de pacientes foráneos en las principales clínicas del país: la Alemana, Las Condes y Hospital del Trabajador, creció en un 69% entre 2007 y 2009. Para aprovechar el potencial del sector e impulsar aún más el turismo médico en el país, cuatro de los centros de salud, la Clínica Universidad Católica, la Fundación Arturo López PérezClínica Oftalmológica Luis Pasteur y el Hospital del Trabajador de Santiago, fundaron Santiago Salud.

La asociación está dedicada a promover y facilitar el acceso de los servicios  médicos a la comunidad latinoamericana. “La oferta es amplia y abarca tanto la atención de pacientes internacionales en diversas áreas, como también el desarrollo y capacitación de profesionales médicos y la transferencia tecnológica”, cuenta Christian Young, representante de la Fundación Arturo López Pérez, entidad especializada en tratamientos contra el cáncer.

Ventajas de la salud en Chile.

Young sostiene que Chile cuenta varias características que lo convierten en destino privilegiado de viajes relacionados a la salud. “El país posee indicadores sociales y económicos líderes a nivel regional. Ocupa el puesto número 21 a nivel mundial y primer lugar a nivel latinoamericano en el ámbito de la calidad de sus instituciones, lo que le otorga un nivel de excelencia en el continente, y por lo mismo tiene algunos pilares fundamentales para ser visitado a la hora de un diagnóstico o tratamiento médico”.


Uno de los pilares del turismo médico, agrega, es la creciente inversión real en el sector salud. “Es clave y evidente el enfoque hacia la reposición y mejoramiento de la infraestructura y equipamiento de la más alta tecnología a sus establecimientos”, señala.

Por otra parte, Chile cuenta con una gran cantidad de profesionales calificados. “La mayoría de los jefes de servicios clínicos especialistas y médicos tratantes, tanto de establecimientos públicos como privados, son profesores universitarios”, señala Young. Además, la gran mayoría de las instituciones de educación superior ofrece carreras de pregrado y cursos de especialización relacionados a la salud, desde tecnología médica a kinesología y cirugía.—-Otra ventaja de operarse en el país son los menores precios de de las prestaciones de salud, comparadas con alternativas de países más desarrollados, que ofrecen un nivel similar en calidad, infraestructura, tecnología y capacitación de sus profesionales, pero a un costo mayor, sostienen en Santiago Salud.

Por ejemplo, en la prensa local se publicó el caso de una paciente estadounidense que se realizó un bypass gástrico en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile a un costo de $ 15 mil dólares, operación que en Estados Unidos le costaba entre $ 40 mil dólares y $ 50 mil dólares.

En Santiago Salud aseguran que buena parte de sus clientes son latinoamericanos, quien proceden especialmente de Bolivia, Perú y Ecuador, aunque cada vez llegan más usuarios de Estados Unidos e incluso Europa.

“Para incrementar el número de pacientes extranjeros, las instituciones agremiadas a Santiago Salud están en constante perfeccionamiento y reestructuración de los productos ofrecidos, complementando éstos con hotelería, pasajes y entretención, con el fin  de otorgar la mejor atención”, cuenta Young.