Amable bienvenida le brindó Chile a la caravana del Dakar 2010

Copiapó es la primera ciudad que acoge a los deportistas, que siguen liderados en motocicletas y automóviles por los franceses Despres y Peterhansel.

dakar5b

Una jornada bastante más benigna que las anteriores fue la primera disputada en Chile por la caravana del rally Dakar 2010, que mantuvo a los franceses Cyril Despres y Stephane Peterhansel como líderes en las categorías de motocicletas y automóviles luego de cuatro días de competencia.

Tras la salida desde la localidad argentina de Fiambalá y el cruce de la cordillera de los Andes por el paso San Francisco -a poco menos de 5.000 metros de altura y temperaturas que bordeaban los 5º C-, los pilotos enfilaron entre las suaves dunas del árido desierto de Atacama hasta la ciudad de Copiapó.

La cuarta etapa de la prueba fue ganada en motocicletas por el vencedor del Dakar en 2009, el español Marc Coma, quien superó los inconvenientes mecánicos que registró su KTM en la previa y consiguió acortar a 38 minutos la diferencia con el líder de la competencia, el galo Despres, que remató tercero.

En automóviles, el estadounidense Robby Gordon le imprimió velocidad a su Hummer a través del descampado norte chileno y consiguió imponerse por un segundo al líder de la prueba, el galo Peterhansel (BMW), tras recorrer los 689 kilómetros que indicaba la carta de navegación, de los cuales 163 fueron cronometrados.

La caravana enfrentará este martes un parcial durísimo, cuando deba cubrir los 670 kilómetros que separan las ciudades de Copiapó y Antofagasta, dirigiéndose en dirección norte fuera de pista a través del desierto minero, conocido –además de su aridez- por sus grandes reservas de cobre.

Esta entrada también está disponible en Inglés