Cobre bactericida: una apuesta de Chile en innovación

A través de un novedoso proyecto, instituciones chilenas buscan probar las propiedades bactericidas del cobre, abriendo el camino a una nueva industria asociada al mineral.

1_21122009_12208_cobrebactericidalanuevaapuestadechileeninnovación550x290thisischile

La principal riqueza minera de Chile es el cobre y las mayores reservas mundiales probadas del mineral se encuentran en el país. Por lo mismo, el desarrollo nacional está estrechamente ligado al devenir de la industria cuprífera.

Concientes de esta realidad la empresa estatal cuprífera Codelco, el programa InnovaChile, la International Copper Association (ICA)y la Fundación para la Transferencia Tecnológica de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (UNTEC) están trabajando en un proyecto destinado a probar las propiedades bactericidas del cobre en superficies de alta manipulación clínica.

La iniciativa puesta en marcha en febrero del 2008, luego de que la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos aprobara el registro de propiedad bactericida del cobre y 275 de sus aleaciones, tiene ambiciosos fines.

Según Carmen Tardito, directora de Estrategia y Desarrollo de Mercados de Codelco, “la investigación permitirá demostrar que las superficies recubiertas de cobre muestran una carga bacteriana significativamente inferior a las superficies sin cobre, lo que lo transforma en un notable complemento a los protocolos de limpieza aplicados en los centros hospitalarios”.

Actualmente, en Chile se notifican al año 70 mil infecciones intrahospitalarias, lo que en promedio prolonga el periodo de estadía en el hospital en 10 días, generando gastos adicionales para el Estado cercanos los $ 70 millones de dólares anuales. Este proyecto busca revertir esas cifras.

“Si disminuyes la permanencia de las personas en los hospitales, el ahorro y los beneficios para la sociedad son enormes”, señala Omar Hernández, subdirector de Minería, Medioambiente e Infraestructura de InnovaChile, una iniciativa ligada a Corfo.

Desarrollo de una nueva industria

Si bien lo anterior en sí ya es un aporte, la mayor contribución de la investigación apunta al desarrollo de mercados alternativos para el cobre chileno.

El propio Hernández lo reconoce: “En la medida que la investigación esté lo más respaldada posible, los hospitales no dudarán en avalar y hacerse parte de esos resultados. Por lo mismo la demanda de partes y piezas con cobre aumentará, generándose un proceso de desarrollo de diseño, fabricación y puede surgir toda una industria. Y a eso apunta, justamente, esta investigación”.

Opinión compartida por Tardito, quien confía en “crear un interesante mercado para el cobre y  de paso contribuir a la calidad de vida de las personas, desarrollando conocimiento para posteriormente ponerlo a disposición del mundo de la investigación y de las empresas”.

Las cifras mundiales ratifican la viabilidad de esta nueva industria. Sólo en Estados Unidos, las muertes por infecciones intrahospitalarias en un año superan al Sida y al cáncer de mamas, con costos superiores a los US$30.000 millones anuales, con lo que las perspectivas de expansión para este mercado son significativas.

“Si nuestra investigación tiene éxito, ayudaremos a que el mundo siga consumiendo cobre”, subraya el representante de InnovaChile. “Y, de paso, fomentamos una demanda creciente, dándole proyección y sustentabilidad a la minería del cobre”.

Hasta el momento los resultados parciales de la investigación han sido satisfactorios. Se espera que 2010 sea un año de consolidación y de conclusiones específicas que puedan ser transmitidas al mercado.

Otros usos para el cobre chileno

Mientras se fortalece esta opción, Codelco trabaja en otros posibles usos para el cobre. En conjunto con la ICA y por intermedio de su filial de desarrollo de mercados Incuba S.A., la cuprífera estatal se encuentra implementando la fabricación y comercialización de jaulas de cobre para la salmonicultura, las que tienen las ventajas de ser antifouling, una protección contra depredadores y bacterias.

Por su parte, InnovaChile también apunta en la misma dirección. La entidad está impulsando proyectos  que están orientados al uso de micropartículas en piezas de vestir, como calcetines y toallas para diabéticos y deportistas. La razón es sencilla: las cualidades del mineral ayudan no sólo a mantener una superficie libre de bacterias, sino que a eliminar los hongos.

“Por el momento, importamos las fibras biocidas para las prendas de ropa, pero pronto comenzaremos a producirlas”, concluye Hernández.

Esta entrada también está disponible en Inglés