Géiseres del sur de Chile se convierten en atractivos destinos turísticos

El centro Turístico Sollupulli ofrece además recorridos especiales como trekking, cabalgatas y canyoning, en los cuales los visitantes nacionales y extranjeros pueden apreciar la diversidad de la flora y fauna de la zona.

El centro térmico, tiene alrededor de 12 géisers, donde existe la opción de disfrutar de reparadores baños térmicos
El centro térmico, tiene alrededor de 12 géisers, donde existe la opción de disfrutar de reparadores baños térmicos

Hasta hace poco tiempo atrás, los géiseres eran una atracción turística exclusiva del norte del país. Sin embargo, esa realidad está cambiando rápidamente con el auge de un centro termal en plena zona cordillera en la Región de la Araucanía, en el sur de Chile.

Se trata del Centro Turístico Sollupulli, ubicado al oeste de la ciudad de Temuco y a tan sólo cinco kilómetros de la frontera con Argentina, el cual ofrece una serie de distracciones y actividades propias de la alta montaña.

Una de las principales, es la visita a un centro térmico, que tiene alrededor de 12 géisers de un metro de altura, donde existe la opción de disfrutar de reparadores baños térmicos con agua caliente, los cuales emanan de la tierra.

Al sector se accede tras una caminata de tres horas, en la que se puede apreciar el río Alpehue, que desciende de los faldeos cordilleranos. Los parajes ”nos recuerdan imágenes de Yellowstone, por lo que se transforma en un entorno envidiable para cualquier zona turística” señala la administradora del recinto, María Angélica Tepper. La estadía en los géisers por dos noches, todo incluido, cuesta US$ 300.

Otra de las alternativas es pasar una noche en un glaciar ubicado en el cráter del Volcán Sollipulli. En esta travesía se instala un campamento de media montaña, además de los domos que se encuentran habilitados a los pies del volcán. Tres días en ese sector, con caminatas y ascensos tienen un valor de US$ 255 dólares, mientras que una sola jornada cuesta US$ 47.

También existe la posibilidad de conocer los milenarios bosques de coigües y araucarias que abundan en el sector. Con este fin se organizan recorridos especiales como trekking, cabalgatas y canyoning, entre otras.

En estos recorridos se puede apreciar además la rica y diversa fauna de la zona, compuesta por zorros, pudúes, pumas, jabalíes y aves autóctonas como cóndores y pájaros carpinteros.

Según los administrados, la experiencia mezcla alta tecnología y turismo aventura, gracias a las especiales condiciones y características geográficas de la Cordillera de los Andes en la Región de la Araucanía.

Esta entrada también está disponible en Inglés