Chile es el primer país de América Latina en probar la conexión 4G

La tecnología que sucederá a la banda ancha móvil destaca por su gran velocidad y ausencia de cables de conexión. Se calcula que Chile podría disponer de las primeras conexiones en 2011.

Actualmente sólo Suecia utiliza la conexión 4G.
Actualmente sólo Suecia utiliza la conexión 4G.

Para nadie es un misterio que la tecnología avanza a pasos agigantados y que los países que quieran ocupar un lugar de relevancia mundial, deben avanzar de manera vertiginosa en el tema, tal cual lo está haciendo Chile. El país pretende permanecer a la vanguardia en Latinoamérica y para ello dio un importante paso: testeó por primera vez en la región la tecnología LTE (Long Term Evolution), también conocida como de cuarta generación o 4G.

La prueba, que se efectuó en los patios de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile en Santiago permitió observar las ventajas de la tecnología de transmisión inalámbrica o hiper banda ancha como la califican los expertos, sucesora de la banda ancha móvil 3G, que actualmente se utiliza en el país. Así, se pudo apreciar los beneficios de la ausencia de cables y las altísimas velocidades que alcanza.

Para el test, las compañías Entel PCS y Sony Ericcson trajeron un gran contenedor desde Suecia, único país en el mundo en que la 4G está operativa, el cual ubicaron en la universidad. Instalaron, además, un par de antenas para que la cuadra quedara transformada en el primer lugar de la región en disfrutar de la hiper-banda ancha móvil.

La ocasión, puede además, no sólo ser considerada un hito en Latinoamérica, sino que en el mundo, ya que actualmente sólo Estados Unidos, Suecia, Noruega y Japón, están analizando la 4G. Con anterioridad, España había realizado algunas pruebas para estudiar las ventajas de la LTE.

La gran innovación de esta muestra fue el hecho de haber implementado la tecnología fuera de un laboratorio, en un ambiente no controlado, razón que permite calificarla como una prueba real en un aciudad, con todos los edificios e interferencias que esto significa.

Para ello los expertos, equipados con notebooks de última generación y dispositivos USB, hicieron pruebas bajando archivos y mirando videos de alta defiinición que descargaron en ese momento. La idea era demostrar que una conexión de este tipo es más rápida que la banda ancha que llega a casa.

El resultado fue todo un éxito ya que se alcanzo una velocidad de 50 Mbps (megabites por segundo), muy superior a la conexión que hay en los hogares que oscila entre los 1 y 10 Mbps. Incluso la tecnología puede dar para más y se calcula que fácilmente puede alcanzar o superar los 100 Mbps.

Para su implementación en el país es necesario que el Gobierno llame a un concurso para asignar el espectro radioléctrico. Los entendidos en la materia sostienen que en Chile podría funcionar a  a 2,6 GHz (gigahertz), que hoy es ocupada en varias actividades, entre ellas el canal de la hípica chilena.

Según el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, el espectro puede ser repartido entre tres o cuatro operadores y cree que las condiciones están dadas para que el llamado a concurso público se haga apenas asuma la nueva administración, encabezada por Sebastián Piñera. Si todo marcha según lo programado, Chile dispondría de las primeras ofertas de conexión 4G en 2011.