Chile cuenta con recursos para ayudar a damnificados y organizar la reconstrucción

El titular de Hacienda destacó el buen pie financiero en que se encuentra el país para abordar los desafíos de la reconstrucción en el centro sur de Chile, la zona más afectada por el sismo y posterior tsunami que arrasó con las localidades costeras cercanas a Concepción y Talca. 

El Ministro Velasco realizó una positiva evaluación del sistema financiero y su capacidad de respuesta ante las necesidades surgidas tras el megaterremeto
El Ministro Velasco realizó una positiva evaluación del sistema financiero y su capacidad de respuesta ante las necesidades surgidas tras el megaterremeto

Luego de trabajar todo el fin de semana en compañía del presidente del Banco Central (BC), José de Gregorio, el Ministro de Hacienda Andrés Velasco realizó una positiva evaluación del sistema financiero chileno y su capacidad de respuesta ante las necesidades surgidas tras el megaterremeto que afectó a la zona centro sur del país en la madrugada del 27 de febrero.

“El sistema financiero chileno, la integridad de los medios de pago, la estabilidad de nuestras organizaciones financieras una vez más se ha confirmado”, indicó el titular de Hacienda, tras un agitado fin de semana en que coordinó y celebró distintas reuniones con autoridades de la banca, instituciones financieras, comercio y superintendencias de valores y seguros, entre otras entidades.

El ministro además, dio a conocer algunas medidas adoptadas por la Tesorería General de la República y el Servicio de Impuestos Internos, organismos que trabajan en distintos sistemas para aliviar a los contribuyentes en las regiones del Maule y Bío Bío, las más afectadas por la catástrofe.

Entre ellas, destaca la suspensión de los remates y apremios solicitados en la justicia civil en procedimiento por el cobro de impuestos adeudados por un plazo de hasta seis meses, así como el impuesto territorial (contribuciones) en aquellos inmuebles que resultaron gravemente dañados o destruidos.

Asimismo, se otorgarán facilidades de pago a través de convenios con formas de pago flexibles a los contribuyentes de las regiones afectadas y se adecuarán los reavalúos del año 2010 y las respectivas contribuciones de las propiedades dañadas, medidas que se harán sentir en el bolsillo de los afectados en el segundo semestre.

Al ser consultado sobre los costos exactos de la reconstrucción el ministro apuntó a que la urgencia para el país ahora es otra y que el gobierno se encuentra concentrado en llevar alivio a los damnificados y a las víctimas del terremoto y posterior tsunami.

“Las proyecciones las haremos responsablemente con todas la información disponible. Es evidente que no es un asunto de 24 horas hacer un levantamiento de la situación de los distintos sectores productivos. En los días que vienen vamos a estar trabajando en esa labor, pero yo quiero que nos centremos en la atención de las personas y las cifras, los montos los vamos a ir construyendo con informacíon precisa, subrayó.

Pese al buen panorama financiero con que Chile podrá hacer frente al terremoto, los chilenos se han organizado por su cuenta para levantar lo más rápidamente posible las amplias zonas devastadas por la fuerza de la naturaleza. Empresarios, organizaciones civiles, estudiantiles y jóvenes chilenos han desarrollado importantes campañas solidarias para auxiliar a los damnificados. También se han realizado eventos como la Teletón “Chile Ayuda a Chile” cuyo propósito fue reunir US$ 15 millones de dólares en 24 horas, cifra que finalmente se dobló.