Estudio: los chilenos perciben que viven en un país cool

La masiva llegada de herramientas tecnológicas como el Blackberry y el iPod han generado una alta percepción por parte de la población respecto al desarrollo alcanzado por el país.

De acuerdo con los resultados, el 75,7% de los encuestados consideró que en los últimos años Chile se ha convertido en un país cool
De acuerdo con los resultados, el 75,7% de los encuestados consideró que en los últimos años Chile se ha convertido en un país cool

Chile es un país cool, o al menos esa es la percepción de sus habitantes, según lo reveló un estudio de la Universidad Central, casa de estudios que elaboró un cuestionario al que fueron sometidas 300 personas de ambos sexos en la Región Metropolitana, precisamente para determinar que tan cool se sienten.

De acuerdo con los resultados, el 75,7% de los encuestados consideró que en los últimos años Chile se ha convertido en un país cool. Esta imagen social es reconocida en el 35,7% de los casos por el uso de artículos tecnológicos como celulares (iPhone, Blackberry), mientras que un 19,7% destaca la ropa con la que que se visten los chilenos.

Otro de los items valorados altamente como cool fue la asistencia a bares que se han puesto de moda así como también la concurrencia a las terrazas de los malls.

Consultado respecto a los resultados, el sociólogo Andrés Llanos expresó algunos reparos.”Estas cifras hay que analizarlas con mensura, porque es usual que la gente construya mitos acerca de cómo somos los chilenos, que tienden a agrandar la autoimagen como país para compensar lo que hemos sido históricamente”, indicó el profesional.

Además, Llanos explica que la apreciación del vocablo cool tiene connotaciones dispares ya que la gente tiende a verlo como algo positivo, de mente abierta y tolerante con las distintas manifestaciones que se observan en el mundo. Sin embargo, en rigor en Chile aún se observa conservadurismo y algunos prejucios, ante lo cual el ser cool es percibido como algo falto de valores.

“Nuestro país se encuentra en una fase singular en que los contactos culturales han permitido la rápida asimilación de elementos tecnológicos y materiales, pero la asimilación de creencias y cambio de mentalidad es un proceso más lento que implica un cambio cultural de mayor alcance”, concluye el académico.

Similar apreciación tienen los encuestados, quienes pese a sostener en su mayoría que Chile es cool, creen que aún se puede avanzar más en esta materia, con especial énfasis en una educación libre de prejuicios y en donde se fomente el desarrollo de las actividades artísticas y culturales, particularmente la música, que revela un amplio mosaico de posibilidades y tendencias.

Esta entrada también está disponible en Inglés