Jóvenes extranjeros ganan experiencia trabajando en Chile

Chile no sólo ofrece un mercado atractivo para los locales, pues son cada vez más los profesionales provenientes del exterior que entran a trabajar en compañías chilenas. Un intercambio que enriquece a todos.

El profesional que realiza la pasantía también reporta beneficios, pues le permite aprender a trabajar en un ambiente de emprendimiento alejado del modelo de su país de origen.
El profesional que realiza la pasantía también reporta beneficios, pues le permite aprender a trabajar en un ambiente de emprendimiento alejado del modelo de su país de origen.

Sebastián Harasimowicz es alemán y estudió Negocios y Matemáticas en la Universidad de Hamburgo. Actualmente se encuentra en pleno proceso de adaptación y conocimiento en Intech, una empresa chilena especializada en equipos que otorgan servicios de análisis de gases e instrumentación. Durante los seis meses que trabajará en la empresa, tendrá como principales tareas ampliar la cartera de clientes y buscar nuevas representaciones de equipos alemanes.

Tal como Sebastián, muchos jóvenes profesionales extranjeros están llegando a Chile para trabajar en pequeñas y medianas empresas (Pymes) nacionales; una nueva tendencia mundial que se está desarrollando con fuerza y que permite el intercambio de experiencias y aprendizaje entre ambas partes.

Para Andrés Jara, Director Ejecutivo del Centro de Emprendimiento e Innovación Empresarial, EMPRETEC, institución que junto a la red de universitarios egresados AIESEC creó el Programa Internacional de Pasantías al que postuló Sebastián Harasimowicz, “para la PYME chilena es un privilegio contar con un estudiante extranjero de primer nivel a un costo razonable, ya que les permite incorporar en sus empresas jóvenes con una experiencia diferente y con una cercanía a mercados que no son muy fáciles de acceder”.

Asimismo, el profesional que realiza la pasantía también reporta beneficios, pues le permite aprender a trabajar en un ambiente de emprendimiento alejado del modelo de su país de origen, ampliar sus horizontes y desarrollar otra manera de enfrentar problemas y nuevos desafíos.

Este tipo de intercambios se desarrolla también hace tres años en España, gracias al programa MIT-Spain, impulsado por PromoMadrid, entidad que se encarga de incrementar el grado de internacionalización de la PYME madrileña. La iniciativa, que se realiza por tercer año consecutivo, es visto en ese país como una gran oportunidad para las pequeñas y medianas empresas españolas, porque permite que los conocimientos y experiencia del alumno que realiza la pasantía permanezca en la empresa, además de crear excelentes socios de negocios a futuro.

Esta entrada también está disponible en Inglés