Viñas de Chile destacan en feria de Alemania

La fuerte presencia de la industria chilena tuvo como principal objetivo demostrar que el sector está operando de manera regular pese al terremoto del pasado 27 de febrero y que está en condiciones de realizar negocios a gran escala.

La industria del vino pretende seguir ocupando un espacio privilegiado en el mercado europeo
La industria del vino pretende seguir ocupando un espacio privilegiado en el mercado europeo

Con la participación de 35 importantes viñas del país, Chile tuvo una destacada presencia en la Feria del Vino de Prowein, realizada en Düsseldorf Alemania, y que es considerada una de las más importantes del Europa.

En el evento, que se celebró entre el 21 y el 23 de marzo pasado, además de las empresas participantes en el pabellón de ProChile, estuvieron presentes otras 30 viñas de forma independiente o a través de su importador, entre ellas, Viña Ventisquero y Viña Tarapacá. De esta forma, los productores mostraron una sólida imagen de la industria vitivinícola chilena, a un mes del terremoto que también afectó  zonas productoras de vino.

Según el jefe del Departamento de Ferias, Pablo Balmaceda la presencia masiva del sector tenía un  preciso objetivo “El mensaje era claro y compartido por todo el sector, Chile está presente y quiere hacer negocios”, indicó.

De esta forma la industria del vino pretende seguir ocupando un espacio privilegiado en el mercado europeo, clave para su desempeño, ya que en 2009 representó el 51% de las exportaciones del sector, monto equivalente a más de US$ 500 millones. La idea es masificar la presencia dentro del segmento juvenil del viejo continente, interesado según los expertos, en probar distintos tipos de cepas.

Según los organizadores, al encuentro asistieron más de 3.300 expositores y llegaron cerca de 36.000 personas, dentro de los cuales se contaron importantes inversionistas y compradores procedentes de Europa del Este y Asia.

Además, por primera vez, la feria contó con la participación de los cinco líderes productores de vino del nuevo mundo, vale decir, Chile, Argentina, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Sudáfrica, quienes se unieron para realizar seminarios en los cuales se destacaron las características propias de la industria vitivinícola de cada región y sus cepas.

Cabe indicar que el vino chileno goza de prestigio internacional e incluso en el país se encuentra la octava mayor viña del mundo, Concha y Toro. El desarrollo de la industria ha sido acompañado en los últimos años por una creciente preocupación por el medio ambiente, razón por la cual, las empresas chilenas han modificado sus métodos de producción con una fuerte apuesta por los negocios ecológicos.

Esta entrada también está disponible en Inglés