Chile pretende llegar en 2018 al nivel de riqueza del mundo desarrollado

“Si crecemos al 6% durante ocho años, llegaremos a una renta per cápita de 22 mil dólares”, que sería equivalente a la de Portugal y colocaría a Chile al nivel de los países desarrollados, explicó el titular de la cartera.

chilepretendellegaren2018alnivelderiquezadelmundodesarrollado550x290thisischile

Felipe Larraín, Ministro de Hacienda de Chile, afirmó hoy en la sede patronal francesa MEDEF que el país quiere llegar al 2018 al nivel de riqueza de los países desarrollados, gracias a un crecimiento económico del 6% anual.

“Si crecemos al 6% durante 8 años, llegaremos a una renta per cápita de 22 mil dólares”, cifra que sería equivalente a la de Portugal y colocaría a Chile al nivel de los países desarrollados, explicó Larraín, quien afirmó que el desafío es “el gran objetivo” de su Gobierno.

Esta progresión económica programada inicialmente para el mandato del Presidente Sebastián Piñera (2010- 2014) debiera traducirse en la creación de 200 mil empleos anuales.

“La economía chilena tiene una base macroeconómica sólida”, aseguró antes de recordar el fondo soberano financiado con los ingresos de la explotación del cobre que permitió que en “un mal año” para la cotización de este mineral como fue 2009, el país tuviera un excedente equivalente al 1% del Producto Interior Bruto (PIB).

Otro de los argumentos que Larraín esgrimió para lograr este nivel fue el hecho que “Chile tiene una posición única”, pues su deuda pública nominalmente no representa más que en torno al 20% de su PIB.

Además, el titular de Hacienda afirmó que “la inflación está bajo control” y que los efectos inflacionistas de las consecuencias económicas del terremoto que sacudió el país el pasado febrero “son despreciables”, de forma que al final la subida de precios este año será inferior al 3%.

Buena parte de su exposición estuvo destinada al impacto económico del megaterremoto del 27 de febrero de 2010. En ese sentido, Larraín recordó que las pérdidas netas en infraestructura después de los pagos de los seguros representan 9.300 millones de dólares, e insistió en que “vamos a reconstruir mejor”, afirmando que la inversión en el primer trimestre progresó un 9,3% y en el conjunto de 2010 esperan un incremento del 15%.

Asimismo, el ministro reiteró en que no se recurrirá al fondo soberano para financiar la reconstrucción. Se utilizarán otros mecanismos como la aceleración del crecimiento económico y el recorte del gasto de 730 millones de dólares que ha anunciado el nuevo Gobierno.

Además, se refirió a las emisiones de bonos soberanos, una de 1.000 millones de dólares a diez años y otra del equivalente a 500 millones de dólares también a diez años, pero en pesos chilenos.

Finalmente, Larraín aludió al aumento de la fiscalidad, que tendrá un carácter “transitorio”, un paquete que va a ser discutido ahora en el Senado y que podría estar aprobado “el mes próximo”.

Esta entrada también está disponible en Inglés