El auge de la medicina mapuche

Resfríos, depresión e incluso impotencia sexual son algunos de los males que pueden ser tratados con las tradicionales recetas de los mapuches, accesibles a través de Makelawen, la primera cadena de farmacias especializada en estas antiguas técnicas.

farmaciamapuche550x290thisischile

Según la tradición del pueblo sureño de los mapuches, un machi (líder espiritual con poderes sanadores) es capaz de detectar un cáncer con sólo mirar las muestras de orina de una persona. Esta sabiduría ancestral sumada al conocimiento que la principal etnia chilena posee sobre las plantas y hierbas con propiedades curativas, han permitido no sólo el alza de esta medicina en Chile y el mundo, sino además la creación con gran éxito de la primera cadena de farmacias mapuche: Makelawen.

La historia de este negocio se remonta 10 años atrás, gracias a otro innovador proyecto: la incorporación de la medicina mapuche al Hospital de Makewe, ubicado en Temuco, Región de la Araucanía. Aunque la idea inicial era acercar las técnicas de sanación mapuches a la población, el hospital tenía un alcance geográfico limitado, por lo que surgió la iniciativa de comercializar los productos a través de una farmacia.

Tras comenzar con un local en Temuco y unos cuantos medicamentos, hoy esta farmacia cuenta con cinco locales en Santiago, Valparaíso y Concepción; factura cerca de US$ 900 mil por año y amplió su catálogo a 54 productos, todas en formato de gotas sublinguales elaboradas a partir de extractos de plantas medicinales diluidos en alcohol y agua, sin químicos.

Además, ha sido premiada varias veces por entidades públicas y privadas chilenas. “El Toqui de Plata”, premio que entrega la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) junto con el Ministerio de Economía y el Premio Ciudad 2007 de la Fundación Futuro, han sido algunos de los galardones que ha recibido esta empresa en honor al emprendimiento y el fomento de la calidad de vida de los chilenos, respectivamente.

Cosméticos autóctonos de exportación

A tanto ha llegado la expansión de Makelawen, que desde el 2009 lanzaron al mercado una línea de cosméticos especialmente elaborada para mejorar la calidad de la piel de las mujeres de forma 100% natural.

Cremas, aceites y lociones con extractos de rosa mosqueta, quínoa, aceite de avellana, quillay y hierbas medicinales tradicionales mapuches, son algunos de los productos que pretenden revolucionar la actual industria de la cosmética natural en Chile; todos envasados en potes de lujo fabricados en Italia y etiquetados con la descripción bilingüe de sus componentes orgánicos para ser destinados a una eventual exportación.

“Aunque no tenemos planes específicos de exportar, hace algún tiempo agentes comerciales de Corea hicieron un seguimiento de ocho meses a la farmacia porque están interesados en comprar medicamentos”, cuenta Ema Acevedo, química farmacéutica de Makelawen. “Eso sí, nos han pedido como requisito que sean elaborados por mapuches y dentro de la región de la Araucanía”, finaliza.

El catálogo de los productos Makelawen consta de 54 ítems en la actualidad. Algunos de los medicamentos más cotizados son:

  • Trike: regulador del tránsito intestinal.
  • Firi: fatiga física y mental.
  • Palwen (“viagra mapuche”): recupera el deseo sexual
  • Lenga: analgésico antiinflamatorio.
  • Miaya: regulador del sistema nervioso.
  • Ñilwe: disminuye y previene la jaqueca.
  • Pila Pila: depresión, falta de ánimo.
  • Reike: estados gripales en general.
  • Waltata: regulador de la presión arterial.
  • Chepen: estimulante del apetito.
  • Pirkün: activador del metabolismo corporal, favoreciendo la eliminación de grasas.
  • Pelu: artrosis, artritis, osteoporosis, reumatismo.
  • Pakul: hemorragias, problemas en la coagulación de la sangre.
  • Koliu Rayen: para molestias del síndrome premenstrual, bochornos y sofocos de la menopausia. Desórdenes hormonales de la mujer.
  • Kongkill: cálculos renales y de vejiga. Orinas turbias con sedimentos, oscuras o de mal olor. Cólicos renales.
  • Kuri Dillngau: urticaria, alergias, eczemas, prurito general en la piel.
  • Leliantu: hipertrofia de la próstata, prostatitis, orina turbia, inflamación de testículos, impotencia.

Esta entrada también está disponible en Inglés