Inauguran Titanium, el tercer edificio más alto de Sudamérica

Además de su altura, el edificio destaca por su tecnología antisísmica, además de su sustentabilidad medioambiental, certificada por la US Green Building Council.

La moderna torre cuenta con avanzada tecnología destinada a maximizar la eficiencia energética y disminuir la contaminación del medio ambiente
La moderna torre cuenta con avanzada tecnología destinada a maximizar la eficiencia energética y disminuir la contaminación del medio ambiente

Con la presencia del presidente Sebastián Piñera, se inauguró en Santiago la Torre Titanium, moderno proyecto que consiste en un colosal edificio de 190 metros de altura y que incorpora las más avanzada tecnología destinada a maximizar la eficiencia energética y disminuir la contaminación del medio ambiente.

Gracias a estos avances, Titanium se convirtió en el primer rascacielo de Sudamérica precertificado por la US Green Building Council en la categoría LEED CS, que lo distingue como proyecto líder en diseño sustentable de eficiencia energética.

La construcción se inició en enero del 2007 y estuvo a cargo de la empresa Senarco, con amplia experiencia en edificios de altura y que actualmente trabaja en otras modernas estructuras en Chile, como la Torre Milenium y la Torre el Bosque.

Consultado respecto al significado de este edificio para Chile, el arquitecto Abraham Senerman, profesional encargado del diseño indicó que la torre “es una de las más tecnológicas y modernas piezas arquitectónicas jamás construidas en Chile”, agregando que “pasará a formar parte de un selecto grupo mundial de edificios certificados como proyectos líderes en diseño sustentable en eficiencia energética y medioambiental”.

En total, el proyecto significó una inversión de US$ 170 millones, destinados a la creación de 52 oficinas y 56 niveles incluido el helipuerto. Además, Titanium cuenta con modernos sistemas de seguridad y una de sus mayores particularidades es la velocidad de sus ascensores  que alcanzan los siete metros en un segundo con velocidades aproximadas a los 25 kilómetros por hora.

Asimismo, y como se pudo comprobar en el pasado terremoto del 17 de febrero, test que superó sin mayores inconvenientes, su tecnología antisísmica es de primer nivel. Para ello está equipado con disipadores de energía, desarrollados por ingenieros de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), iniciativa única en el mundo y que permitió sentir ocho veces menos la magnitud del terremoto.

“El éxito fue total y la protección de las estructuras y sus contenidos hace ver que esta tecnología permite garantizar la continuidad de operación de las estructuras incluso bajo sismos tan severos como el recién pasado”, señaló Juan Carlos de la Llera, profesor de Ingeniería Estructural y Geotécnica de la PUC y responsable principal del proyecto .

De esta forma, la torre Titanium, tercer edificio más alto de Sudamérica (es superado por el Parque Central en Caracas, Venezuela y la Torre Colpatrio de Bogotá, Colombia) destaca también por su seguridad ante eventos de magnitudes como la del sismo pasado, considerado el quinto mayor movimiento telúrico desde que se tienen registros.

Para el 2012 se contempla la inauguración en Santiago del Costanera Center, enorme rascacielos que superará los 300 metros de altura y que se convertirá en el más alto del continente sudamericano.

Las construcciones eficientes desde el punto de vista energético han ganado terreno en Chile. En el norte por ejemplo, existe un túnel que se ilumina a través de energía solar, mientras que en otras zonas del país se están implementando centros de salud que funcionan con la energía del sol. Asimismo tras el terremotose analiza la posibilidad de convertir a Chile en un país que se distinga por sus construcciones sustentables.