Manuel Pellegrini

Una vida dedicada al fútbol tiene el ingeniero chileno, cuyos logros en Argentina y España le significaron llegar al banquillo de Real Madrid.

pellegrini
English version Manuel Pellegrini

De carácter reservado, Manuel Luis Pellegrini Ripamonti entró al panteón del deporte chileno en 2009, cuando Real Madrid, el club más importante del siglo XX, lo fichó para dirigir técnicamente a su millonario plantel, adornado por estrellas como Kaká y Cristiano Ronaldo, el jugador con la ficha más costosa de la historia del balompié.

Con la mesura que lo caracteriza, el ingeniero civil santiaguino de 55 años bromeó al momento de ser presentado, revelando que llegar a la banca del elenco merengue era un “sueño”, pues había confidenciado a sus amigos, cuando inició su carrera 23 años antes, que terminaría como entrenador de los blancos de Chamartín.

Quinto de ocho hijos y casado con Carmen Gloria Pucci, con quien tuvo a Manuel, Juan Ignacio y Nicolás, proviene de una familia de situación económica acomodada que, si bien nunca lo privó de su máxima pasión, siempre le exigió estudios. Por lo mismo, debió compatibilizar sus cátedras en la Universidad Católica con el deporte en el club Universidad de Chile, elenco para el que jugó profesionalmente entre 1973 y 1986.

El director técnico, en cuya filosofía se conjugan la disciplina defensiva con la libertad en el ataque, ocupó el banquillo de clubes chilenos como Palestino, O’Higgins y Universidad de Chile, el segundo de mayor tradición en el país, al que condujo en 1988 al descenso, uno de los principales tropiezos en su exitosa carrera. Tuvo la primera de sus revanchas con Universidad Católica, al obtener una Copa Chile y la Interamericana.

Al mando de Liga Deportiva Universitaria de Quito (Ecuador), ganó un torneo local y alcanzó octavos de final en la Copa Libertadores (1999). A partir de 2001, comenzó a lograr triunfos en Argentina, al conseguir un Clausura y una Copa Mercosur con San Lorenzo, el primer título internacional del popular club bonaerense.

El éxito de Pellegrini le valió fichar en 2002 en una de las instituciones más prestigiosas de América y una de las dos más grandes de Argentina, River Plate, en la que ganó un Torneo de Clausura (2003).

Pellegrini sorprendió en 2004 al ser convocado desde el balompié español por Villarreal, un club de la Comunidad Valenciana que sólo acumulaba seis campañas en primera división desde 1923. Con el chileno como su DT en más de 200 partidos, la oncena amarrilla alcanzó una Copa Intertoto (2004), las semifinales de Champions League (2006) y un subcampeonato de liga (2008), entre otras marcas.

Esta entrada también está disponible en Inglés