Piedras semipreciosas de Chile

La riqueza mineral del país también se expresa en una gran variedad de gemas que sirven para producir piezas de decoración y orfebrería, e incluso pigmentos para elaborar pinturas.

En Chile existen varios minerales con los que se pueden producir piezas de arte y artesanía
En Chile existen varios minerales con los que se pueden producir piezas de arte y artesanía

Chile es el exportador mundial más grande de cobre y el tercer productor de oro más grande de América Latina. Sin embargo, estos no son los únicos minerales que ofrece Chile. Parte importante son las gemas chilenas, piedras que cortadas y pulidas pueden lucir como bellas piezas de joyería.

En América del Sur, y específicamente Chile, existen varios minerales con los que se pueden producir piezas de arte y artesanía, ya sea para decoración, arquitectura o joyas, además de otros subproductos.

Según la orfebre chilena Soledad Ávila, las piedras semipreciosas chilenas más importantes son:

Lapislázuli
Es el mineral más atractivo para turistas que visitan Chile, no sólo por ser declarado en 1984 piedra nacional, sino además porque en el mundo existen sólo dos yacimientos: en Afganistán, y el más grande, el de Flor de Los Andes, que se ubica a 3.600 metros de altura, en la cordillera de Los Andes, cerca de Ovalle.

Se trata de una piedra semipreciosa compuesta por al menos 14 minerales diferentes, entre los que se destacan la lazurita, que le proporciona su característico color azul, la wallostonita y la calcita que producen sus vetas grises y blancas, y la pirita que la decora con sus reflejos dorados.

Pero este mineral no sirve sólo para producir gemas. Flores de los Andes, compañía que comercializa este mineral desde 1990 también entrega al mercado un pigmento de lapislázuli, subproducto que se emplea principalmente para elaborar pinturas.

Piedra cruz
Esta curiosa piedra del sur de Chile tiene la característica única de, como su nombre lo dice, generar la figura de una cruz gracias al mineral de color negro de su interior.  Se encuentran en el río de Laraquete, localidad ubicada a 57 kilómetros al sur de Concepción y a 20 kilómetros al norte de Arauco.

Existen dos leyendas acerca de esta atípica piedra. Una habla de que cada cruz de la piedra representa el alma de un indígena mapuche que murió en defensa de su tierra, y que los corazones de los cuerpos tendidos en los faldeos de los cerros se habrían convertido en piedras, las que fueron arrastradas por el río.

Otra, más romántica, cuenta que las piedras cruz serían lágrimas petrificadas de una doncella cristiana que lloraba la pérdida de su amado, un jefe indio de la zona. Sin embargo, los geólogos dan una explicación más científica a este peculiar y hermoso fenómeno.

Combarbalita
Es, junto con el lapislázuli, se la concidera la piedra nacional de Chile desde el año 1993 y se le encuentra únicamente en la localidad de Combarbalá, a 500 kilómetros al norte de Santiago, entre montes andinos. En este pequeño pueblo casi todo gira en torno a la piedra local, ya sea en su extracción, producción de artesanías y su comercialización.

En esta tierra de la provincia del Limarí, la roca se extrae desde minas subterráneas y al salir a la luz, se pueden apreciar sus atractivas vetas de colores. En su composición se cuentan cuarzo, sílice, arcilla y óxidos de cobre y de plata.

Pirita
Es un mineral del grupo de los sulfuros, compuesto de azufre y hierro. Es llamada ”el oro de los tontos” u ”oro falso” por su gran parecido a este metal. Es de color amarillo brillante (dorado) con vetas negras. Se encuentra en Chile, Perú y Brasil.

Crisoprasa
Es una de las variedades más valoradas del cuarzo debido a su relativa escasez y sus pequeñas cantidades de níquel. Es de color verde claro a oscuro. Sus yacimientos están ubicados en Chile y en Brasil.

Sugilita
También conocida por el nombre de luvilita, por los yacimientos de Luvuluz en los Alpes Centrales de Europa, aunque en ese continente está prácticamente extinta. Es un mineral escaso y poco conocido; es de color violeta, violeta rojizo o amarillo parduzco y brillo vítreo,  mucho más transparente y claro que la amatista.

Turritella
Conocida también como ágata turritella, es apreciada por los orfebres por ser un material fácil de trabajar, está formada por una capa sedimentaria silícico, en una base de calcedonia, que contiene conchas fósiles de gasterópodos  (como un caracol alargado en forma de espiral con muchos remolinos). Existen yacimientos de este mineral tanto en Argentina como en el sur de Chile.