Astronomía al alcance de los escolares de Chile

El proyecto creado por estudiantes de la Universidad Católica busca profundizar el conocimiento de esta ciencia a través de herramientas virtuales y de una gran base de datos de astrónomos profesionales.

bligbling550x290thisischile

En 2008, Néstor Espinoza, alumno de la carrera de Astronomía de la Universidad Católica de Chile trabajaba como monitor del programa “Física itinerante” (FI), una iniciativa en la que los universitarios de esa casa de estudios van de colegio en colegio entregando nociones de física básica mediante experimentos y maletas de actividades. Asombrado de presenciar el interés de los jóvenes por estos temas, el actual alumno de tercer año decidió dar un paso más allá y crear una plataforma virtual que los acercara aún más a esta ciencia de una forma más real.

El resultado fue “Bling Bling Universe”, un programa educativo que entrega una serie de herramientas -como guías y tutoriales- para que la comunidad escolar experimente y se acerque a las ciencias astronómicas. A través de su sitio web, los estudiantes serán capaces de entender los tópicos relevantes de la astronomía, principalmente a través del programa Sloan Digital Sky Survey (SDSS), una enorme fuente de datos astronómicos profesionales en la que ya se han publicado más de 2.000 artículos científicos en todo el mundo.
 
“Los estudiantes podrán trabajar, por ejemplo, con datos provenientes del telescopio ubicado en Apache Point, en Nuevo México”, explica Néstor Espinoza, el líder de este proyecto grupal que contempla además a estudiantes de las carreras de Física y Educación de la misma casa de estudios.

Financiado por el Fondo de Desarrollo Institucional de Ministerio de Educación, “Bling Bling Universe” busca ser el puente que ligue la enseñanza media con la práctica científica mediante tres líneas de trabajo: la definición del color en física-astronomía, la clasificación de galaxias a través de datos e imágenes y la medición de la expansión del Universo con datos y también imágenes. Pese a que fue presentado formalmente hace poco tiempo, profesores de varias regiones ya se han mostrado dispuestos a usarlo.

Según Espinoza, con este tipo de iniciativas no sólo se aprovecha internet como una herramienta de aprendizaje, sino que también se logra una mayor profundización en los contenidos. “Los alumnos realmente toman el peso a lo que es ser científico, por lo que deben razonar, pensar y cuestionarse lo que hace para lograr resultados, donde las respuestas no las obtendrán a través de nosotros, sino mediante sus propios experimentos tomando datos del SDSS”, finaliza.

Esta entrada también está disponible en Inglés