Científicos chilenos crean producto que permite separar el petróleo del agua

A partir de una tesis doctoral, investigadores de la Universidad de Santiago de Chile crearon un sistema que ayudará a recolectar parte del petróleo vertido en un derrame.

El invento, elaborado principalmente por investigadores de la Universidad de Santiago de Chile, (Usach) surgió a partir de una tesis doctoral en Química
El invento, elaborado principalmente por investigadores de la Universidad de Santiago de Chile, (Usach) surgió a partir de una tesis doctoral en Química

Utilizando zeolitas magnéticas, un grupo de investigadores chilenos desarrolló un sistema que permitirá limpiar las costas u otras zonas afectadas por desastres que impliquen residuos aceitosos, como petróleo, mecanismo que hoy más que nunca, a raíz de la explosión y posterior naufragio de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, operada por British Petroleum, en el Golfo de México, se torna relevante para impedir desastres producto de la acción del hombre.

Específicamente el nuevo producto creado por los científicos chilenos ayudará a recolectar parte del petróleo vertido en un derrame, aunque no lo hará en grandes cantidades, sino que se concentrará en retirar los restos de crudo que suelen quedar en el agua tras la acción de las bombas, los cuales se sabe, son muy difíciles de extraer.

El invento, elaborado principalmente por investigadores de la Universidad de Santiago de Chile, (Usach) surgió a partir de una tesis doctoral en Química, desarrollada por Marlen Gutiérrez. Según la científica en el estudio “se aprovecharon todas las propiedades que las zeolitas poseen, incrementando su potencial de aplicaciones con la incorporación de propiedades magnéticas”.

Pero, ¿qué son las zeolitas? Básicamente, se trata de un conjunto de minerales que comprenden silicatos alumínicos hidratados de metales alcalinos y alcalinotérreos. A partir del estudio, se comprobó que este grupo de minerales se adhiere a través de imánes al petróleo dejando el agua sin residuos, los cuales además pueden volver a ser utillizados.

Por lo mismo el producto tiene dos líneas de aplicación: la medioambiental, ya que remueve contaminantes como el petróleo y la utilización como un contenedor de fármacos, aprovechando las propiedades magnéticas para concentrar y permitir la liberación del medicamento en un lugar específico.

Además, el innovador producto presenta otra ventaja, ya que las zeolitas son un elemento natural que se encuentra en rocas que se pueden obtener en algunas minas de Chile y por lo mismo el costo es muy bajo.

La invetistigación que aún se encuentra en desarrollo es apoyada por el Centro de Estudios de Nanociencia y Nanotecnología, organismo científico multidisciplinario compuesto por científicos de diferentes universidades chilenas; y cuenta con el financiamiento del Programa Basal de la Comisión Nacional de Investigación
Científica y Tecnológica (Conicyt)
 de Chile.