Pica: paraíso en la pampa del Tamarugal

Panorama obligado para los que visiten el norte de Chile y que se caracteriza por contar con una piscina natural y por los sabrosos limones de Pica, justo en medio del desierto.

Pica es un pueblo que reúne muchas bondades, como sus balnearios termales
Pica es un pueblo que reúne muchas bondades, como sus balnearios termales

Camino a Iquique, en la región de Tarapacá y en medio de enigmáticos desiertos, se encuentra uno de los lugares más turísticos del norte de Chile. Pica es un pueblo que reúne muchas bondades, como sus balnearios termales, sus cítricas frutas y actividades agrícolas.

No por nada fue distinguido con el Premio Nacional de Turismo 2006 por la Asociación de Municipalidades Turísticas del país, debido a su alto aporte a esta área en el territorio chileno.

Pica es considerado un verdadero oasis en el desierto de la pampa del Tamarugal, ubicado a 114 km de Iquique, reúne en una pequeña superficie de 8.934,3 kilómetros cuadrados una gran cantidad de atracciones para los turistas. Además, posee el agradable clima templado del norte del país, que permite disfrutar aún más de sus aguas curativas.

Entre sus mayores atracciones se encuentra la Cocha, una piscina natural de aguas termales. Además, este pueblo tiene barrios históricos, un museo, dulces típicos como los alfajores de Pica o Matilla, frutas tropicales, santuarios y una iglesia que representa la arquitectura de la época colonial.

Sin duda, Pica es un lugar imperdible donde no puedes dejar pasar lo siguiente:

Frutas
Los visitantes pueden probar en jugos y mermeladas las diversas y deliciosas frutas que existen en esta zona. El mango, pomelo, guayaba y el popular limón de Pica, principal ingrediente de sus comidas, deslumbran a los turistas con sus cítricos sabores.

Los limones de Pica
Son conocidos a nivel mundial por su tamaño muy pequeño y sabor ácido. Representan una importante fuente de ingresos para este lugar, ya que se comercializan por todo Chile. Asimismo, se exportan a países como Japón y el Reino Unido, según la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota.

No por nada, el limón de Pica fue el primer producto en Chile en obtener el registro de indicación geográfica, por el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi), convirtiéndose en marca chilena registrada.

Arquitectura
Resulta obligatorio visitar lugares de alto valor arquitectónico como la iglesia de San Andrés, donde se realiza cada cierto tiempo una fiesta en honor a este santo patrono de Pica. Fue construida hace muchísimos años, en la década de 1880. Representa la arquitectura religiosa de aquella época, ya que en su interior puede observarse una gran reproducción de “La última cena”.

Alfajores de Pica
Gracias a las bondades de este pueblo, los agricultores pueden comercializar sus propios productos. Ellos se encargan de elaborar unos sabrosos confites denominados “alfajores de Pica”. Estas delicias para el paladar se destacan por poseer un agradable aroma dulce, y son saludables, ya que están hechos artesanalmente en base a mieles, néctares y mermeladas del lugar.

La Cocha
Los habitantes de Pica coinciden en que el mayor encanto de este pueblo radica en su piscina natural, denominada Cocha. Este balneario recibe una gran cantidad de personas en la época de verano y es una alternativa muy atractiva para las vacaciones.

Es una especie de pozo de aguas azules-verdosas y cristalinas, rodeado de piedras y rocas, con aguas termales que provienen de fuentes subterráneas, las que caen armoniosamente por unas diminutas cascadas y llenan de agua temperada esta fuente.

Las personas que se bañan buscan aprovechar sus propiedades medicinales y relajantes, debido a que sirven en gran medida para combatir padecimientos como el estrés, la artritis y el reumatismo. No obstante, muchos encuentran en estas aguas relajantes un momento entretenido, ya que dentro de la Cocha pueden nadar hacia las cuevas que se sitúan al costado. Ahí, la temperatura aumenta, llegando a bordear los 30ºC.

Esta entrada también está disponible en Inglés