Indígenas de América Latina discuten en Chile cómo preservar sus léxicos

Más de 300 representamtes de etnias aborígenes se reunieron en la Universidad de Santiago de Chile para analizar el panorama actual y proponer soluciones destinadas a evitar la desaparición de sus idiomas.

La ocasión sirvió además para articular una mejor organización del movimiento indígena
La ocasión sirvió además para articular una mejor organización del movimiento indígena

Más de 300 representantes de etnias aborígenes latinoamericanas se reunieron en la Universidad de Santiago de Chile (Usach), para participar en el Primer Congreso de las Lenguas Indígenas, instancia en la que se analizó la situación de los diversos pueblos del país, con especial énfasis en la realidad de las lenguas nativas.

La ocasión sirvió además para articular una mejor organización del movimiento indígena, sensibilizar a la sociedad respecto de la importancia de la conservación de las costumbres ancestrales y proponer medidas jurídicas que fortalezcan sus derechos.

Al evento, programado en principio para marzo pero postergado como consecuencia del terremoto del 27 de febrero, asistieron autoridades y especialistas de México, Bolivia, Perú y Argentina quienes debatieron con representantes de los pueblos aymara, mapuche, quechua, lican antay y rapa nui (pascuense), así como también con dirigentes de organizaciones indígenas de Santiago y personajes de la literatura y las artes.

El congreso contó con la participación del representante residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y coordinador del sistema de Naciones Unidas en Chile, Enrique Ganuza, quien llamó a establecer y mantener sistemas de docencia en los que se imparta la educación en sus propios idiomas y de acuerdo a sus métodos culturales.

Un pueblo sin lengua es un pueblo sin alma y vivir en una sola cultura es una contradicción contra la propia naturaleza humana que se ha desarrollado gracias a los contactos entre culturas y civilizaciones“, señaló durante la jornada el vicerrector de la Usach, Rodrigo Vidal.

En ese sentido, la autoridad académica destacó la necesidad de implementar políticas que eviten la desaparición de las lenguas originarias que resisten hasta hoy: mapudungun, quechua, aymara y rapa nui, las cuales se preservan sólo por la fortaleza de sus propios hablantes.