Universidades chilenas desarrollan proyecto con plantas locales para tratar el cáncer

Tres especies vegetales oriundas del país permitirían reducir la propensión a sufrir cáncer de mamas y uterino, dos de los cánceres más frecuentes en mujeres. La investigación se encuentra en etapa de patentamiento.

Hasta ahora los resultados han sido positivos y se trabaja en el patentamiento del estudio
Hasta ahora los resultados han sido positivos y se trabaja en el patentamiento del estudio

Más noticias sobre la ciencia en Chile

-Científicos chilenos crean producto que permite separar el petróleo del agua
-Científicos chilenos en la cima de la ciencia mundial
-Científicos chilenos trabajan en proyecto para prevenir cáncer pulmonar

Expertos de la Universidades de Chile y de Valparaíso desarrollan el proyecto Anillo: innovadora iniciativa que se basa en la utilización de tres plantas oriundas del país las cuales tendrían propiedades naturales que permitirían disminuir la propensión a sufrir cáncer de mamas y uterino, dos de los cánceres más frecuentes en las mujeres.

El estudio, que se desarrolla desde hace tres años, tiene como objetivo principal  la identificación de productos obtenidos de diversas especies vegetales, las cuales solas o en combinación con otros elementos “causen respuestas estrógenas requeridas terapéuticamente”, para la lucha contra el cáncer, señala el doctor Andrei Tchernitchin, especialista de la Universidad de Chile encargado de la investigación.

De este modo los doctores han podido hallar tres plantas de origen chileno que presentarían propiedades efectivas en la lucha contra el cáncer.  La primera de ellas ayudaría a prevenir y probablemente tratar los miomas uterinos, tumor benigno del miometrio, que es la capa muscular que forma parte del útero, mientras que la segunda tiene la capacidad de inhibir la proliferación de las células del útero, lo cual significa que ayudaría a prevenir el cáncer uterino.

La tercera especie vegetal en tanto impide el crecimiento de células de cáncer de mama, con lo que se podría ayudar a prevenir esta enfermedad y probablemente contribuiría a su tratamiento.

“Aún no podemos revelar el nombre de las plantas, porque estamos en etapa de patentamiento. Los resultados hasta ahora han sido muy positivos y no queremos dar ventajas a la competencia. Deseamos que los beneficios queden en Chile”, detalló Tchernitchin.

La investigación ha contado con el patrocinio del proyecto Anillos de Investigación del Plan Bicentenario de Ciencia y Tecnología, proyecto del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso. Asimismo se ha contado con la colaboración de becados extranjeros.

Si bien se contempla finalizar el proyecto a fin de año, los especialistas seguirán investigando. “Continuamos en la búsqueda de productos de otras especies vegetales y su interacción con respuestas hormonales en el útero y en otros tejidos. Ya hemos encontrado algunas especies vegetales adicionales que también muestran efectos prometedores, que esperamos investigar en detalle más allá del término del actual proyecto Anillos de Investigación, concluyó Tchernitchin.