Chile y China amplían su tratado de libre comercio

Tal como lo establece el acuerdo económico firmado en 2006, ambos países estrecharán su relación, con lo cual los sectores beneficiados son minería, deportes, transporte aéreo, computación, prospección geológica, geofísica e inmobiliario.

China es el principal socio comercial de Chile
China es el principal socio comercial de Chile

En 2009, el intercambio comercial entre Chile y China alcanzó los US$ 17.424 millones, cifras que situaron al gigante asiático como el principal socio económico del país sudamericano.

Clave en esta estrecha relación bilateral fue la firma en 2006 de un tratado de libre comercio (TLC) entre ambos países, que permitió que los envíos desde Chile a la nación asiática se duplicaran en 2009, al tiempo que los productos chilenos accedieron a un mercado cercano a los 1,3 millones de consumidores.

Tras estos exitosos resultados, ambos países han dado un paso más en su relación. A partir de este 1 de agosto, Chile y China cuentan con un nuevo instrumento legal para impulsar el comercio de los servicios entre ambas naciones, tal cual lo estableció en su momento el TLC.

Se trata del protocolo complementario de servicios, el cual ofrece a los proveedores de cada país acceso a sus respectivos mercados con claras reglas de transparencia. De este modo, se cumplen estrictamente los mecanismos regulados en el TLC, que entró en vigencia enfocado al intercambio de bienes, pero ahora incluye el comercio de servicios, con lo cual sólo quedará pendiente implementar el capítulo sobre inversiones.

Entre los sectores que se incluyen en el acuerdo, están los servicios en minería, deportes, transporte aéreo, computación, prospección geológica, geofísica e inmobiliario.

A partir de este escenario, se pretende también estimular el intercambio de profesionales jóvenes, para que trabajen en distintas empresas de Chile y China, de modo de compartir experiencias y enriquecer aún más la sólida relación, sustentada a partir del TLC, el primero que un país latinoamericano firmó con la potencia asiática.

El TLC o la presencia del Pabellón de Chile en la Expo Shanghai 2010 son ejemplos de la larga tradición de concordia entre ambas naciones: Chile fue la primera nación sudamericana en establecer relaciones diplomáticas y reconocer al gigante asiático como economía de mercado, además de apoyar su ingreso a la Organización Mundial del Comercio (OMC).