Proyectan fuerte inversión británica en la minería chilena

La compañía London Mining operará en el norte de Chile en la extracción de hierro, tarea que realizará desde arenas superficiales, minimizando los riesgos y el gasto en desarrollo de minas.

La compañía inglesa London Mining concretó su arribo a Chile. Pretende posicionarse como el tercer productor de hierro del país
La compañía inglesa London Mining concretó su arribo a Chile. Pretende posicionarse como el tercer productor de hierro del país

Más sobre la minería en Chile

-El cobre como bactericida: un nuevo uso para el metal rojo
-Chile: 20 años como líder mundial en la producción de cobre
-Codelco: la empresa cuprífera que más creció en el mundo

Con el objetivo de desarrollar proyectos en el sector de la minería del hierro, la compañía inglesa London Mining a través de su subsidiaria British Mining concretó su arribo a Chile, mercado en el que pretende posicionarse como el tercer productor de hierro tras Compañía Minera del Pacífico y Santa Fe Mining.

El arribo de la empresa inglesa se materializó a través de una asociación con la empresa chilena American Iron, especialista en proyectos de extracción de minerales y que opera en la Región de Atacama, en el norte de Chile.

El proyecto ya fue ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), por lo que se espera concretar el primer embarque en octubre.

Una de las grandes novedades que permitirá la presencia de London Mining en asociación con American Iron será la extracción de hierro desde arenas superficiales, lo que permite ahorro en el desarrollo de minas y se minimizan los riesgos, aspectos claves que motivaron a los inversionistas europeos a apostar por Chile.

Para este año, los ejecutivos de la compañía esperan completar embarques en torno a las 100 mil toneladas, cifra que esperan multiplicar por 10 en 2011, con lo que se alcanzaría el millón de toneladas. Para 2015, calculan 4,5 millones de toneladas.

La minera inglesa tiene activos en Sierra Leona, Arabia Saudita, Groenlandia y China, por lo que Chile se convierte en el quinto país de la trasnacional.