Standard & Poor’s valora estabilidad de la economía chilena con motivo del Bicentenario

Baja deuda, consenso político y crecimiento contínuo le dan a Chile la calificación más alta en América Latina.

financial550

Mientras el país entra en su tercer siglo de independencia, la confianza de los inversionistas en Chile sigue siendo elevada y lleva la mejor calificación de riesgo crediticio más alta en América Latina, dijo Standard & Poor’s.

El informe titulado “Una mirada a la solvencia crediticia de Chile en sus 200 años de independencia”, preparado por el analista Joydeep Mukherji en Nueva York, indicó que una baja deuda, un fuerte consenso político sobre las principales políticas económicas y la credibilidad de las instituciones públicas chilenas, junto con una trayectoria de crecimiento económico estable, convierten al país en el lugar más seguro para invertir en la región.

“Muchos años de gestión económica prudente han fortalecido la flexibilidad fiscal y monetaria de Chile”, señaló el analista. “Eso, junto con un tipo de cambio flexible y un banco central con un historial de credibilidad, sostiene la confianza de los inversionistas”.

La economía chilena creció 3,7% en 2008, pero luego se redujo 1,5% en 2009, cuando la crisis financiera mundial llevó a una fuerte caída en la inversión y la demanda externa. Sin embargo, S&P no vio razón alguna para cambiar las calificaciones de crédito del país, ya que Chile pasó por la recesión en mejor forma que muchos otros y mejor de lo que lo había hecho en el pasado, añadió Mukherji.

En julio de 2010, la economía creció 7,1%, según el Banco Central de Chile, marcando el cuarto mes consecutivo de fuerte expansión.

“Muchos años de una política fiscal prudente han permitido al Gobierno de Chile acumular los excedentes que estaban disponibles para estabilizar la economía durante la desaceleración económica”, dijo el analista.

Valoraciones de crédito preparadas por compañías como S&P son utilizadas por los inversionistas para entender el nivel de riesgo de invertir en un país. La calificación más alta de S&P es AAA, que describe a países como Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. La calificación de Chile es de A+.

Mukherji señaló que 2010 ha sido un año trascendental para Chile, definido con tres grandes eventos: la elección del Presidente Sebastián Piñera, el primer líder de centroderecha en 20 años, el terremoto del 27 de febrero de magnitud 8,8 y la celebración de los 200 años de independencia en septiembre.

La transición en el poder podría significar un cambio de estilo de liderazgo y de prioridades económicas más que en ajustes dramáticos de política, dijo Mukherji, considerando que la administración de Piñera ha anunciado mayor eficiencia, eliminando los obstáculos y los procedimientos burocráticos que desalientan el emprendimiento.

Además, señaló que tras el terremoto la economía chilena se recuperó más rápido de lo que esperaba la mayoría de los analistas y que podría crecer en 5% o un poco más este año.

“El financiamiento de la reconstrucción no debe suponer una carga para el Gobierno debido a su baja deuda y amplia flexibilidad fiscal”, puntualizó Mukherji.

Esta entrada también está disponible en Inglés