Chile encabeza ranking de talento ejecutivo en Latinoamérica

Estudio analizó en 10 países el desarrollo de ejecutivos de primera línea y la generación de herramientas para mantener sus cualidades.

executives2ok

Chile exhibe los mejores índices de América Latina en cuanto a generación y mantenimiento de talento ejecutivo, según un estudio elaborado por la consultora Heidrick & Struggles y Economist Intelligence Unit. El análisis afirmó también que, gracias a la calidad de la educación y al alcance de la inversión extranjera, entre otras razones, el país mantendrá su liderazgo hasta -al menos- 2013.

 

“Se trata del resultado de un esfuerzo de país, de avances regulatorios, de gobierno, de democracia, de marco legal. Por eso Chile tiene una ventaja comparativa respecto de los países de América Latina”, comentó el socio y director regional para América Latina de la consultora Heidrick & Struggles, Manoel Rebello, en una entrevista con Diario Financiero, de Santiago de Chile.

 

El estudio consideró la forma en que 10 economías latinoamericanas desarrollan ejecutivos de primera línea y generan herramientas para mantenerlos. La situación en América Latina es tan compleja en estas materias, que durante los períodos más complicados de la crisis las empresas de la región trajeron muchos profesionales del extranjero que, en su mayoría, regresaron a sus países de origen ya sea por barreras culturales, diferencias en marcos regulatorios o inexperiencia en los mercados.

 

Rebello subrayó que los países latinoamericanos enfrentan un grave problema. Los índices del estudio resultaron categóricos en demostrar un claro déficit en la preparación de talento ejecutivo y fueron mucho más lapidarios en torno a su mantenimiento. “Revertir este escenario dependerá de las políticas que tomen los gobiernos y las estrategias que realicen las empresas”, sostuvo.

 

“Lo más importante de los talentos ejecutivos es cómo pueden desarrollarse al interior de las empresas y de los países, generando a la par diversas estrategias para mantenerlos”, añadió. Sobre el último punto, el estudio subrayó que “una forma de hacerlo es entregando desafíos y nuevas responsabilidades a sus empleados, para que sientan que son reconocidos y que están creciendo dentro de la organización”.

 

El informe identificó en los ejecutivos menores de 30 años el grupo en el que existe menor compromiso con las empresas. Si bien se trata de un fenómeno previsible y que habla de una manera más moderna de relacionarse con los lugares de trabajo respecto del pasado, lo preocupante es que –en promedio- se ha estudiado que una persona que inicia su etapa laboral a los 22 años, cuando llegue a los 50 ya habrá pasado por 14 empleos.

 

La situación exhibida por Chile en el estudio es altamente positiva, aunque –señaló el documento- debe seguir mejorando. En cuanto a captación de ejecutivos extranjeros, el país ofrece importantes ventajas que permiten un buen aporte de éstos a las empresas, como puede verse en el desarrollo de programas como Start-Up Chile.

 

La idea es seguir profundizando las relaciones existentes con los profesionales jóvenes, de manera que esta destacada posición demostrada por Chile en el estudio pueda formar parte esencial en el objetivo planteado por el Presidente Piñera para que el país alcance el desarrollo en 2018.

 

El estudio ubicó luego de Chile a México y Brasil. Los índices más bajos correspondieron a Colombia, República Dominicana y Ecuador.