“Déjame morir en Valparaíso”: la ciudad capturada en palabras

Una colección de columnas de Todd Temkin, poeta estadounidense que se enamoró de la ciudad costera de Chile, acaba de convertirse en un libro.

valposepia550

La ciudad de Valparaíso, declarada patrimonio mundial por la Unesco, es un destino popular en Chile reconocido por su colorida arquitectura y floreciente cultura a orillas del océano Pacífico.

 

Pero el Valparaíso de Todd Temkin es mucho más que el histórico puerto. “Es una forma de vida”, según el poeta cuyo libro recientemente publicado, ”Déjame morir en Valparaíso” (“Let me die in Valparaíso”), celebra su amor y preocupación por la urbe.

 

La colección de las columnas de Temkin en el diario El Mercurio de Valparaíso se publicaron recientemente y ha recibido críticas favorables de renombrados escritores chilenos, tales como Roberto Ampuero.

 

“El Valparaíso de Temkin respira en tres dimensiones, con sus caricaturas, sonidos, olores y colores, con su agitación suave y melancolía permanente”, dijo Ampuero.

 

El poeta, nacido en 1964 en Milwaukee, hizo de este sitio su ciudad adoptiva desde que se mudó a principios de los 90 para enseñar poesía en la Universidad Católica de Valparaíso.

 

Hoy, vive en San Juan de Dios, uno de los famosos cerros de la ciudad, junto a otros como el Concepción y Alegre. En 1998, creó la Fundación Valparaíso y ayudó a que ésta recibiera la categoría de patrimonio mundial cinco año más tarde.

 

Sus escritos sobre Valparaíso la promueven como una ciudad “que tiene un alma muy única, que tiene un estilo de vida muy único”.

 

“Es una gran ciudad donde todos los vecinos se conocen y prefieren ir a comprar a la pequeña tienda de abarrotes de la esquina que a un centro comercial. En Valparaíso, caminamos más de lo que manejamos, compramos del fabricante de salchichas alemanas y del fabricante de calzado italiano de cuarta generación”, apuntó Temkin.