Exportadores chilenos promoverán vinos premium en el extranjero

Productores buscan duplicar las ventas a US$3 mil millones, aumentando tanto las exportaciones de vino embotellado como el precio de sus marcas de calidad.

winesofchile

Vinos de Chile presentó su estrategia para convertirse en el productor número uno de vinos premium, sustentables y diversos del nuevo mundo hacia 2020.

La Asociación de Vinos de Chile A.G. (Wines of Chile) es una entidad gremial sin fines de lucro y de carácter privado que representa al 95% de la industria vitivinícola de Chile y se ha impuesto para 2020 un plan estratégico que tiene como meta “posicionar a nuestro país como el productor número uno de vinos premium, sustentables y diversos del Nuevo Mundo en los próximos 10 años, alcanzando ventas promedio de vino embotellado por US$ 3.000 millones anuales”.

La estrategia incorpora los pequeños y grandes productores, proveedores, exportadores  de los viñedos nacionales detrás de un objetivo común: reforzar la imagen de Chile y el posicionamiento del vino en la categoría de clase mundial y al mismo tiempo fortalecer la imagen de Chile, integrando de manera sinérgica turismo, gastronomía y vino.

A causa de diversas y variadas uvas de cada una de las regiones del país -sobre todo la uva Carménère del Valle Central, de la que más crece en el mundo- Chile y el vino ya están inextricablemente vinculados. Según el gremio, el vino representa 2,6% de las exportaciones totales del país, que suman alrededor de US$ 1,5 mil millones.

El objetivo ahora es educar a los consumidores de todo el mundo sobre la calidad de los vinos, dijo Juan Somavía, director general de Vinos de Chile. “Estamos seguros de que hemos logrado un nivel de desarrollo en la industria en términos de calidad”, afirmó en una entrevista con thisisChile.cl.

Y agregó que el desarrollo de los terrenos del país y sus variedades de cepas, junto con sus avances en cuanto a tecnología de última generación, ha permitido “producir una gran variedad de vinos de alta calidad, de diferentes regiones y en diferentes estilos, que realmente se ajustan a las preferencias de los consumidores de hoy en día”.

“El gran desafío es de marketing para poder diferenciar la diversidad y la calidad de los vinos chilenos”, añadió, considerando que la organización apunta a la posición de los vinos chilenos premium en ventas al por menor en un rango de entre US$ 10 y US$ 25.

Asimismo, tiene previsto ampliar su presencia en los principales mercados de Asia, Brasil y los países escandinavos, mientras que fortalece su posición en los mercados tradicionales de los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido.

Las campañas de promoción están siendo extendidas, por ejemplo, la que actualmente están llevando para el mercado del Reino Unido, que pone de relieve cómo un vaso de Carménère se ajusta perfectamente con las comidas picantes, especialmente el curry.

Las ventas de vino chileno ya han estado mejorando en ese nicho, así como en la India. La cuota de mercado entre los consumidores de vino de la India ha crecido gradualmente desde el sexto mayor proveedor en el 2004, al cuarto más grande en 2008, con cerca de un 5% de la cuota de mercado.

Una gran parte de la campaña consiste en familiarizar a los consumidores con Chile como país, explicó Somavía. Por eso les interesa mostrar la cultura culinaria del país, usando a los festivales y el turismo como oportunidades que pueden estar vinculadas con las rutas del vino.

“La gran diversidad del país nos permite producir un gran número de estilos y tipos de vinos. Además, con fines turísticos Chile es un país muy diverso. Hay muchos paralelos entre las fortalezas del país y su geografía, y la fuerza de Chile como una categoría de vino”, comentó

Paralelamente a esta estrategia, la industria está desarrollando un nuevo código que evaluará las calificaciones de las bodegas en áreas como la sustentabilidad, el medio ambiente y negocios.

“Nosotros realmente pensamos que el proceso de certificación de sustentabilidad ayudará a comunicar a los consumidores y al comercio del cual participa el vino chileno y también a diferenciar a Chile de otros vinos que son menos activos en este ámbito”, finalizó Somavía.

Esta entrada también está disponible en Inglés