Programa gubernamental atrae a jóvenes emprendedores a Chile

En su primer año, el programa Start-Up Chile entregará subvenciones a 25 proyectos y a varios jóvenes creativos, siete de los cuales ya llegaron a Santiago para iniciar sus empresas.

javierfromjunar

Tras alcanzar su límite de 25 nuevos proyectos que iniciarán operaciones en Chile el próximo año, Start-Up Chile, fundado por el Ministerio de Economía, cerró su primer periodo de postulaciones. Cada uno de los 25 proyectos seleccionados recibirá US$40.000 en subvenciones del gobierno chileno, además de visas de residencia por un año y asistencia por parte del equipo de Start-Up Chile.

En su primer año, el programa se enfocó en buscar emprededores de Silicon Valley, al norte de California, desde donde recibió postulaciones de 150 personas. El éxito permitió un cierre anticipado del proceso de postulación del 2010 y un aumento del 500%  en el presupuesto del programa para el próximo año, pasando de US$ 1 millón en el 2010 a US$ 5 millones para el 2011.

Cruise Match es el primero de los proyectos de Start-Up. Se trata de una herramienta diseñada para ayudar a turistas estadounidenses a encontrar ofertas cruceros a través de la web. El equipo de Cruise Match, Ahmit Aharoni y Nicolas Meunier, provenientes de Israel y Francia respectivamente y ambos con una maestría en la Universidad de Stanford, llegaron a Santiago a finales de agosto para comenzar a trabajar en su proyecto.

A Aharoni y Meunier les siguió el argentino Javier Pájaro, quien desarrolló su propio sitio de servicios de datos, Junar.com, hace cuatro años. Después de una investigación inicial, Pájaro amplió su equipo incluyendo a André Hess y Diego May, quienes se reunirán con él en Santiago. El equipo ha trasladado sus operaciones a Chile con el fin de crecer con el programa Start-Up Chile y llegar a un público más amplio. Desde su llegada a Chile, el equipo ha comenzado a probar su producto con estudiantes voluntarios en las universidades de Santiago.

Paige Brown fue la tercera emprendedora en llegar a Chile y la primera mujer en recibir un patrocinio de Start-Up Chile. Su proyecto Tripeezy presenta guías personalizadas online diseñadas para viajeros que quieran descubrir lugares no tan turísticos. Brown llegó poco después que Pájaro, el 30 de septiembre, y ha trabajado con personal local para desarrollar la primera guía de la página web sobre Santiago.

Otro emprendedor recién llegado a Chile es Andreas von Hessling, quien lidera el proyecto AI Merchant, un software para reducir las ineficiencias de los mercados online. Hessling vivió durante los últimos cinco años en San Francisco, donde trabajó un tiempo como ingeniero de software en Ebay. Actualmente disponible en formato beta, AI Merchant también está en proceso de empezar a operar en Chile y ha comenzado a ofrecer puestos de trabajo y oportunidades de prácticas profesionales.

A medida que más beneficiarios de las subvenciones lleguen en los próximos meses, Start-Up Chile estará aportando en la creación de una comunidad joven, creativa y emprendedora en Chile. Con éxito en el futuro, el programa contribuirá considerablemente a la consolidación del país como un centro de innovación en el mundo.

Esta entrada también está disponible en Inglés