Científicos chilenos resuelven enigma de estrella pulsante

Equipo de investigadores midió la masa de un cuerpo más grande y brillante que el sol, proporcionando una nueva visión de las distancias en el universo.

observatoriolasillaok

Un equipo internacional de científicos, liderado por investigadores de la Universidad de Concepción, ha encontrado la respuesta a una pregunta vital en los importantes observatorios ubicados al norte de Chile, en la Región de Atacama.

 

A través del uso del buscador de alta precisión de velocidad radial de planetas HARPS, del telescopio de 3,6 metros existente en el cerro La Silla del Observatorio Europeo Austral (ESO)  y de los 6,5 metros del telescopio Magallanes en el observatorio de Las Campanas (ambos ubicados en la IV Región de Chile, en la zona de La Serena), el colectivo dirigido por Grzegorz Pietrzyński logró medir la masa de una estrella cefeida con un margen del 1%.

 

Las estrellas cefeidas son estrellas inestables (pulsantes) más grandes y más brillantes que el sol. Resultan ser extremadamente importantes para los astrónomos, ya que son los objetos primarios utilizados para medir distancias a galaxias cercanas y, por lo tanto, para trazar el universo.

“Sobre la base de las cefeidas se mide todo el universo, por lo que nuestro conocimiento de la situación actual y del futuro del universo se basa en ellas. Si conocemos bien la evolución de esas estrellas, tendremos más confianza en nuestras mediciones de las distancias en el universo”, dijo Pietrzyński.

 

Desde los 60, los científicos han tratado de resolver una discrepancia en la masa prevista de las cefeidas, con dos teorías importantes que proporcionan resultados diferentes, explicó Wolfgang Gieren, otro miembro del equipo del proyecto. Una de las teorías, llamada “estrella pulsante”, predijo una masa de hasta 30 por ciento menor que el previsto por la otra, la teoría de la “evolución de las estrellas”.

 

Ahora, según los investigadores, su primera observación a través de los cielos de Chile de una estrella doble –donde una cefeida y otra estrella pasan una frente a la otra- ha apoyado a la predicción de la teoría de la “estrella pulsante”, estableciéndose un importante debate y confirmando la forma de calcular las masas de las estrellas cefeidas. 

 

“Ahora sabemos dónde estamos. Sabemos lo que las masas son y eso es realmente un gran avance”, dijo Gieren.

 

El extraño caso fue descubierto en la Gran Nube de Magallanes, donde la cefeida y la estrella orbitaron entre sí durante 310 días.

Los científicos esperan encontrar otros ejemplos de estos pares de estrellas y se cree que el uso de estos sistemas finalmente serán capaces de medir la distancia a la Gran Nube de Magallanes con un margen al 1%, una importante mejora de la escala de distancias cósmicas.

 

El estudio ha sido publicado la edición del 25 de noviembre 2010 de la revista Nature.

Esta entrada también está disponible en Inglés