Experto inglés se declara un “entusiasta” de los vinos de Chile

Analista europeo entregó una renovada visión de la industria nacional tras sembrar la polémica al considerar que Chile no ofrece variedad en su oferta vitivinícola.

wineblog550

Tim Atkin es un connotado comentarista inglés de vinos, con casi dos décadas a cargo de la sección respectiva en el diario The Observer. De pluma severa y con un amplio bagaje, el experto europeo, recorrió Chile a comienzos de diciembre invitado por la gremial, que también promociona el producto en el extranjero.

 

El experto escribió una atractiva nota en su blog sobre la experiencia vivida. Si bien el columnista les reconoce calidad a los vinos chilenos, en reiteradas ocasiones ha escrito que no los encuentra especialmente atractivos.

 

Hace un tiempo, comentó que tomar vino chileno era tan poco emocionante como manejar un buen Volvo. En su última nota sobre la visita a Chile, Atkin ironiza con ese comentario: “¿Cómo le gustaría ser recordado? Tengo la terrible sospecha de estar para siempre asociado a un comentario que hice sobre Chile hace unos años”. Intenta aclarar que nunca quiso ofender. Es más, por el contrario: “Seamos realistas: un Volvo rara vez decepciona. Y eso no puede decirse de todos los autos. O de los vinos”.

 

Lo concreto es que Atkin renueva su visión de los vinos chilenos a partir del viaje hecho al país y que resume en su nota “Hacia un Chile nuevo”. Allí comenta que cuando lo invitaron, lo primero que pidió es que lo “sorprendieran”. Ya había estado hace algunos años en las viñas del Valle Central, en Biobío, Elqui, Leyda, el área costera y en las prometedoras zonas de clima frío, pero ahora “quería ahondar en mi exploración por los márgenes”.

 

Dice que en parte “mi deseo fue concedido”. Se reconoce ahora “entusiasta de los vinos de Chile” y que si bien sigue pensando que Argentina se siente como el lugar de mayor diversidad de estilos en América del Sur, “Chile está empezando a cumplir su verdadero potencial. Creo que lleva la tercera parte de ese proceso, pero me parece que el futuro es muy emocionante”.

 

Dentro de las razones que el Master of Wine inglés considera que se sustenta dicho avance, destaca la mejor viticultura o la manera más eficiente en que se está cultivando la vid para la producción; un positivo avance de las calicatas o técnicas de prospección utilizadas para el reconocimiento geotécnico de los terrenos y una mayor decisión hacia las mezclas, lo que -a su juicio- significa que “hay indicios de que las bodegas están empezando a pensar más lateralmente, buscando una gran variedad de uvas tintas y blancas”.

 

Junto a todo lo expuesto, el experto también considera otros dos puntos en los que observa una mayor diversificación chilena: el uso de las pendientes (“mientras la mayoría de los viñedos aquí se desarrollan en verdaderas planas mesas de billar, cada vez más productores se están tomando los montes, tanto de los Andes como de la cordillera de la Costa”) y una transición de lo “viejo” a lo “nuevo” (“los viejos sectores de Maule y Biobío se convierten en fuentes interesantes de enlace con un rico pasado”).

 

Atkin anota también la existencia de una muy buena generación de asesores técnicos en la industria, capaces de hacer grandes aportes a la experiencia vitivínicola y no sólo buenos vinos comerciales. “Una nueva generación joven de enólogos –más cosmopolitas y con más recorrido que sus antecesores- están llevando al país hacia nuevos niveles”, escribe el experto inglés.

 

Finalmente, destaca la existencia de un grupo de pequeños productores dispuestos a asumir mayores riesgos que los grandes industriales. “Se trata de una buena fuerza para el bien”, según Atkin, quien considera que la existencia en el país de una asociación de estas características que reúne a una veintena de este tipo de productores le dará una dinámica importante al proceso de variedad que el inglés considera que le hace falta a la industria vitivínicola chilena.

 

El artículo es la primera parte de su bitácora en Chile. El propio autor anunció que viene una segunda en la que se referirá a los 20 vinos favoritos de su viaje por el país.

 

Para leer la versión original en inglés escrita por Tim Atkins, visita: http://blog.timatkin.com