Tres festivales imperdibles del norte de Chile

Lejos de las celebraciones culturales del centro de Chile, las ciudades norteñas tienen sus propias fiestas que ningún visistante debe perderse.

foto0520100208165010

Arica – Fuerza Del Sol: Carnaval Andino (11 al 13 de febrero)

El puerto de Arica, la ciudad más al norte de Chile a pocos kilómetros de la frontera con Perú, explota en una colorida celebración de raíces indígenas, donde asisten cada año los habitantes del varias localidades del norte de Chile y participantes de las comunidades aymaras de distintos países latinoamericanos.

En 2010 más de 80 mil personas participaron en las tres noches de festividades, que arrancan en las tarde y se extienden hasta el amanecer. Las calles de la ciudad se repletan con 5 mil bailarines procedentes del norte de Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador y Chile. Son más de 50 grupos de baile los que participan en el evento.

Como otros carnavales, Fuerza De Sol cuenta con su propia reina, cuya belleza debe ser representativa de la gente local.

Para revisar fotos y más información sobre el evento, visita: www.aricafuerzadelsol.cl

Iquique – Semana Andina (7 al 13 de febrero)

La Semana Andina, que se celebra en Iquique la segunda semana de febrero, tiene dos eventos claves: el carnaval, y una celebración más pequeña y menos conocida. El primero no necesita explicación. El segundo es un secreto bien guardado, incluso para los chilenos: una exposición y encuentro de la cultura andina, donde se pueden encontrar desde medicina tradicional hasta comida local y regional.

El año pasado, más de 7 mil personas asisitieron a las festividades, que son organizadas por la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI).

El carnaval se realiza en el Parque Balmaceda de Iquique, mientras que la feria andina se realiza en el ex Estadio Cavancha de Iquique.

Para más inforamción, visita: www.iquique.cl

Copiapó – Fiesta de la Virgen de la Candelaria (7 al 8 de enero)

Milagro o suerte, el exitoso rescate de los mineros chilenos en Copiapó no pudo haberse realizado sin la fuerte fe católica de los 33 mineros chilenos, que los ayuduó a sobrellevar 69 días bajo tierra.

Cada enero se realizá una fiesta para la patrona de los mineros: la Virgen de la Candelaria, celebración que traé a miles de creyentes a Copiapó.

El evento data de 1778, cuando el arriero Mariano Caro vio la imagen de la Virgen María en las montañas. El milagro atrajo a miles de pelegrinos y construyeron un santuario en 1800. Con el tiempo se ha convertido en uno de los principales encuentro religiosos de la región.

Independiente de tu fe, La Candelaria es una oportunidad imperdible para indagar en la cultura minera del norte chileno.

Más información en: www.profesorenlinea.cl

Esta entrada también está disponible en Inglés