En Cannes sería estrenada la primera película sobre Violeta Parra

Además del filme del mismo director de Machuca, se esperan dos realizaciones sobre la familia ligada a la cultura criolla. 

vparra550

En la próxima edición del festival de Cannes busca el director Andrés Wood estrenar Violeta se fue a los cielos, el primer largometraje de ficción que tenga como personaje central a la multifacética artista Violeta Parra, considerada la piedra fundacional de la música y el folclore popular chileno.

Así lo informó el diario santiaguino La Tercera sobre el realizador de la laureada Machuca, quien ya tiene en posproducción su cinta, que muestra la vida de la artista de forma episódica, con una historia que no es estrictamente cronológica, y que también tendrá una versión televisiva.

La película está basada en el libro homónimo de Ángel Parra, hijo de Violeta, y sus locaciones incluyeron pueblos del centro sur de Chile, París (ciudad que la cantautora visitó en 1954 y 1961) y Buenos Aires, donde en 1962 grabó para una disquera local.

Otra realización que contará en clave de ficción las vivencias de la familia Parra, una verdadera institución en la cultura chilena, será Hermanitos, a cargo de Andrés Waissbluth, el hombre detrás de cámaras en largometrajes como Los debutantes y 199 recetas para ser feliz.

La idea de involucrarse en un proyecto que contara la infancia de los hermanos Lalo y Roberto Parra nació como una promesa hacia el primero antes de morir, reveló el cineasta chileno a La Tercera.

“Hace cinco años, grababa un video en que participaba Lalo Parra y me contó la historia de su infancia. Me dijo que debería hacerla película. Y comprenderán que no le podía decir que no a Don Lalo“, explicó quien por estos días se encuentra en el festival de Guadalajara buscando socios para su proyecto.

Según Waissbluth, el guión ya está terminado e intenta contar una “bellísima historia de amor y lealtad fraternal entre los ocho y 10 años. Será una película con actores infantiles, un poco al estilo Cuenta conmigo de Rob Reiner, con bastante aventura también”.

El tercero de los largometrajes citados por La Tercera es Vida, fulgor y muerte de Don Roberto Parra Sandoval, de Boris Quercia, quien consiguió figuración fuera de Chile al conseguir premios por Sexo con amor (2002) en los festivales de Cartagena, Huelva, Miami y Monte-Carlo.

“El proyecto ya tiene cerca de tres años. Lo hicimos junto a Leonora, hija de Roberto, y también nos ayudó mucho Catalina Rojas, su viuda. La película parte en Chillán, tierra natal de Roberto, y termina en los 70, con la muerte de la negra Ester, su gran amor. La idea es que la vida de Roberto también coincida con un período que yo llamo del Chile republicano y que se perdió para siempre”, indicó.

“El interés del cine en retratar a la familia Parra es que ellos representan algo así como la aristocracia cultural chilena. Por un lado, está la parte docta representada por Nicanor Parra. Luego viene Violeta, quien recupera muchas tradiciones y es el corazón. Y finalmente se ubica Roberto, que nos conecta con la cultura popular, los bajos fondos y hasta los prostíbulos del viejo Chile”, planteó a La Tercera.

Pese a su influencia, las vivencias de la primera generación del denominado clan Parra sólo había sido objeto de documentales: Viola chilensis incluía una entrevista televisiva de Violeta en 1964; Retrato de un antipoeta recorría 11 años en la vida del escritor Nicanor Parra, y Prontuario de Roberto Parra mostró un año después de la muerte del cantautor sus recorridos por Santiago, Valparaíso y San Antonio.