Intercambio comercial entre Chile y Australia creció 65% en 2010

Aunque prevalecen los envíos de cobre, el mercado oceánico demandó productos de origen industrial, como la frambuesa congelada.

australia550

Un incremento de 65% registró el intercambio de bienes y servicios entre Chile y Australia en 2010, en buena medida gracias a la vigencia por segunda temporada de un tratado de libre comercio (TLC).

Según el balance elaborado por la estatal Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), el comercio bilateral se multiplicó cerca de seis veces en el período 2004-2010.

El valor de las exportaciones hacia Australia totalizó US$ 740 millones en 2010, gracias a lo cual se superaron los niveles de negocios previos a la crisis, y experimentó una tasa de expansión promedio anual de 42% en el período 2004-2010.

Estas cifras se explican dado los mayores envíos de cobre, que han mostrado un crecimiento promedio anual de 93,7% desde 2004, con 79% de las exportaciones totales. En tanto, las restantes exportaciones anotaron envíos por US$ 153 millones y un alza anual de 51,5%.

En términos de los principales productos exportados, el cobre fue el principal envío al mercado australiano con US$ 413 millones, concentrando más del 55% del valor y una expansión anual de 25,1% en 2010.

También se evidenciaron cambios en la canasta exportadora chilena en relación a su diversificación. Chile dirigió hacia Australia en 2010 un total de 352 productos, incorporándose nuevas mercancías al comercio bilateral, principalmente de origen industrial, como alimentos procesados. De estos últimos, destaca la frambuesa congelada, mercancía exportada en 2010 por US$ 9,5 millones o 14,5% más que en 2009.

Aranceles desgravados

De las negociaciones del TLC con Australia, Chile obtuvo 91% del universo arancelario con desgravación inmediata, lo que en términos comerciales implicó que durante el segundo año de vigencia del TLC cerca del 99,8% del valor total exportado ingresó al mercado australiano libre de pago arancelario.

La eliminación de los aranceles -junto a otras disposiciones que mejoran el acceso al mercado australiano- significa un importante impulso para generar condiciones más propicias para el desarrollo de la denominada segunda fase exportadora del país, tras incentivar el envío de productos con mayor valor agregado.

En este sentido, se destaca la desgravación inmediata a productos tales como puré, jugo de tomate, jugos de manzana, frambuesa y durazno; embutidos de carne bovina, pollo y cerdo; ciertos tipos de quesos, espárragos congelados y dulce de leche.

El acuerdo, que entró en vigencia el 6 de marzo 2009, es de carácter “comprehensivo”, en el sentido de que incluye todas las disciplinas relativas al comercio de bienes, servicios e inversiones, incluyendo capítulos de propiedad intelectual y contratación pública, entre otros.

El TLC no considera listas de excepciones para ambos países y no sólo entrega beneficios arancelarios, sino que además facilita la concreción de alianzas económicas e inversiones recíprocas (ambos países son importantes inversores en la contraparte), simplifica las regulaciones, estandariza los procedimientos cuarentenarios y aduaneros y abre un nuevo mercado de compras gubernamentales.

Visiones similares

En el ámbito multilateral, Chile y Australia son parte del Grupo de Cairns, que trabaja para garantizar que los temas relativos a la reforma del comercio de productos agrícolas sean una prioridad en el contexto de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Dentro del marco del Foro APEC, ambos países son fuertes impulsores de la liberalización del comercio y las inversiones entre los países del Asia Pacífico.

Adicionalmente, se prevé que durante 2011 entre en vigencia el acuerdo de doble tributación negociado entre ambos países.