Nuevo cine chileno acumula galardones en festival de Toulouse

Directores Niles Atallah y Cristián Jiménez obtuvieron premios en Francia por sus largometrajes Lucía y Bonsái.

lucia550

Las películas chilenas Lucía y Bonsái recibieron importantes galardones en la 23ª edición de los Encuentros de Cines de América Latina de Toulouse, desarrollada recientemente en Francia.

Dirigida por Niles Atallah, Lucía se quedó con tres premios: Fipresci de la Crítica Internacional; Descubrimiento de la Crítica Francesa y Especial del Jurado Coup de Coeur.

El realizador ya había obtenido el reconocimiento como mejor director en el Festival Internacional de Cine Valdivia el año pasado gracias a su ópera prima, ambientada en la fiesta navideña inmediatamente posterior a la muerte del dictador Augusto Pinochet.

El jurado de Toulouse destacó de Atallah “su forma única y personal de narrar la historia” y sobre el guión que “consigue hacer la síntesis de las realidades de la sociedad chilena actual de forma casi poética”, según citó la agencia Prensa Latina.

Un sensible y sutil tratamiento de las cicatrices del pasado”, observaron los medios extranjeros en Lucía, que combina vivencias íntimas de ficción con la historia política verídica más reciente del país.

En tanto, el filme Bonsái, del también chileno Cristián Jiménez, obtuvo el Premio Cine en Construcción, que asegura su posproducción, subtitulado, distribución y promoción.

El director nacional, que en su película adapta la novela homónima de su compatriota Alejandro Zambra, había conseguido figuración internacional con Ilusiones ópticas (2009), laureada en los festivales de Bratislava y Tokio.

Ambas producciones son producto también de la exitosa generación contemporánea de creadores cinematográficos chilenos que ha triunfado en festivales como Sundance y ha sido reconocida con premios como el Goya.