A los 93 años, falleció en Santiago poeta chileno Gonzalo Rojas

Literato surrealista, diplomático y académico, es considerado uno de los autores contemporáneos más influyentes en habla hispana. 

grojas550

Otros artículos sobre Gonzalo Rojas
-
Gonzalo Rojas, el poeta del sur
- En la sureña ciudad de Chillán inicia su descanso Gonzalo Rojas
- El mundo de las letras lamenta la desaparición de Gonzalo Rojas
 

Aquejado hace dos meses por un accidente cerebrovascular, este lunes murió a los 93 años el poeta surrealista chileno Gonzalo Rojas, ganador de los premios Cervantes de Literatura y Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

Considerado uno de los autores contemporáneos más influyentes de habla hispana, el autor de Oscuro y Qué se ama cuando se ama había sufrido el pasado 22 de febrero un infarto cerebral, razón por la cual fue traslalado hasta un centro asistencial en Santiago desde la sureña ciudad de Chillán, donde residió desde su retorno al país tras el exilio.

Rojas nació el 17 de diciembre de 1917 en la zona carbonífera de Lebu, 600 kilómetros al sur de la capital. Realizó desde los 20 años estudios de Derecho y Literatura en la Universidad de Chile, período en el cual se relacionó con otro grande las letras, Vicente Huidobro.

En 1948 publicó su primer libro, La miseria del hombre, ensalzado en su crítica y catalogado como “muy original y realmente inédito” por la Nobel de Literatura Gabriela Mistral, con quien  tenía parentesco por su lado paterno.

Fue académico en la Universidad de Concepción y diplomático en Cuba y China del gobierno del Presidente Salvador Allende, antecedente que le obligó a partir exiliado tras el quiebre institucional de 1973. “Son los peores días, los más amargos, aquéllos/ sobre los cuales no querremos volver”, escribió en uno de sus poemas.

Vivió en la República Democrática Alemana y Venezuela, donde publicó en 1977 su libro Oscuro. Según opinó sobre su estadía en dicho país, “he tenido el honor de ser ciudadano de la patria de Bolívar, Bello y Simón Rodríguez, verdaderos padres de América”.

Luego de trabajar en el Centro Rómulo Gallegos y la Universidad Simón Bolívar, dictar conferencias en Estados Unidos, consiguió retornar a Chile en 1979. Sin embargo, las constantes invitaciones lo tuvieron en viaje entre Norteamérica y Europa.

En 1992, se le concedió el Premio Nacional de Literatura en Chile. Poco después, en Chillán, Concepción y Valparaíso se le nombró ciudadano ilustre. Posteriormente, Argentina lo condecoró con el Premio José Hernández y México el Premio Octavio Paz de Poesía y Ensayo.

Pese a su avanzada edad, Gonzalo Rojas mantuvo siempre una ajetreada vida académica, matizada con un sinfín de viajes y homenajes, según lo reseña el sitio en Internet de la fundación que lleva su nombre.