Brooklyn Academy of Music homenajea a chileno Patricio Guzmán

Calificado de “imprescindible” e “inigualable” en Estados Unidos, parte de su laureada obra se proyecta en Nueva York. 

pguzman550

Con una retrospectiva del documentalista chileno Patricio Guzmán abre su programa de abril la BAMcinematék de la Brooklyn Academy of Music, uno de los bastiones de la vanguardia artística de Nueva York.

Memorias obstinadas” fue bautizado el ciclo con el que se homenajea al realizador cinematográfico desde este viernes 1 de abril, con la proyección en la sala BAM Rose Cinemas de Lafayette Avenue de Nostalgia de la luz (2010).

La cinta que abre la muestra ganó el año pasado la categoría Mejor Documental de los European Film Awards y escudriña en la memoria desde el desierto de Atacama, polo de desarrollo para la astronomía y la arqueología, dos de las pasiones de Guzmán.

Atacama no sólo es la puerta hacia el origen del universo o el libro donde leer la historia del continente previa a la conquista española. Fue también el lugar elegido para hacer desaparecer cadáveres de ejecutados durante la dictadura”, dijo recientemente el creador al diario español El Mundo.

En la antesala del estreno comercial de su última obra, agregó al matutino que “la cuestión de fondo que alienta Nostalgia de la luz es que cuestionar cómo es posible que seamos más capaces de enfrentarnos al pasado remoto, al más inaccesible, mientras que los muertos de hace 30 o 40 años no interesan a nadie”.

La Brooklyn Academy of Music no escatima en halagos para el chileno, al calificarlo de “imprescindible” e “inigualable” en su rubro. Tampoco lo hizo la revista especializada Cinema Scope, que lo tildó como “dueño de las memorias y cronista obstinado del sufrimiento de Chile”.

El ciclo continúa con proyecciones hasta el 7 de abril de la trilogía La batalla de Chile, El caso Pinochet (2001), Salvador Allende (2004) e Isla de Robinson Crusoe (1999), que explora en 42 minutos una de las remotas posesiones chilenas en el Pacífico donde se desarrollaron en el siglo XVIII los hechos que inspiraron la novela homónima de Daniel Defoe.