Chilena fue galardonada por logros en la protección de ballenas

Fundadora de la ONG Centro de Conservación Cetácea fue uno de los tres jóvenes ganadores del premio Futuro para la Naturaleza.

Históricamente abundantes a lo largo de la costa chilena, la ballena franca austral de Chile es una de las poblaciones más amenazadas del planeta. (Gentileza Instituto Antártico Chileno)
Históricamente abundantes a lo largo de la costa chilena, la ballena franca austral de Chile es una de las poblaciones más amenazadas del planeta. (Gentileza Instituto Antártico Chileno)

La fundadora y presidenta del Centro de Conservación Cetácea (CCC), la chilena Bárbara Galletti, recibió el prestigioso reconocimiento internacional Futuro para la Naturaleza 2011, reservado para jóvenes investigadores y ambientalistas que han alcanzado logros tangibles en la protección de especies animales o vegetales en peligro.

La representante nacional fue una de los tres seleccionados entre 150 postulantes de  60 países y recibió su premio de manos de la directora del programa Grandes Simios de Arcus Foundation, Annette Lanjouw, especialista internacional en investigación y conservación de chimpancés, gorilas y bonobos.

Galletti fue laureada por sus logros en la conservación de diversas especies de cetáceos en Chile, como la clasificación de la población chilena de ballena franca austral como En peligro crítico bajo la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). La iniciativa se realizó tras el análisis de información reunida por Galletti a través de la Red de Avistamiento de Mamíferos Marinos de Chile (Rammc), que fue fundamental para estimar la población en unos 50 individuos y menos de siete hembras maduras.

El trabajo realizado en ballenas azules también fue destacado por los organizadores de la premiación, que recordaron que las alfaguaras (o ballenas azules de Chile) conformaban una de las poblaciones más desconocidas del mundo, pero gracias al programa de investigación del proyecto Alfaguara, realizado por CCC en el noroeste de la isla Grande de Chiloé, es actualmente una de las más conocidas.

Con más de 300 individuos identificados durante los últimos ocho años por CCC, la población de ballena azul de Chile es una de las más importantes del planeta. Sin embargo, los resultados de las investigaciones revelan que dicha especie enfrenta crecientes amenazas, como la reducción del kril, su principal fuente de alimento; el aumento del tráfico marítimo de grandes embarcaciones en el área de mayor concentración y la presencia de lesiones a la piel asociadas a la mala calidad de agua.

La ceremonia de premiación, efectuada recientemente en Holanda, contó con la asistencia de más de 500 invitados y en ella se reconoció también el trabajo del botánico Corneille Ewango, por la defensa de la fauna y flora del Congo a pesar de los peligros asociados a la guerra civil, y Ofir Drori, periodista israelí que ha combatiendo exitosamente el tráfico de carne de primates en Camerún.

Esta entrada también está disponible en Inglés