Fundación Guggenheim beca a chileno por innovación astronómica

Proyecto del científico Mario Hamuy se enfoca en la investigación de las supernovas desde el complejo del cerro Tololo.

tololo550

Con una propuesta tendiente a potenciar el Observatorio Interamericano Cerro Tololo, el chileno Mario Hamuy se adjudicó la beca de la John Simon Guggenheim Memorial Foundation, con sede en Estados Unidos.

El proyecto del también académico del Departamento de Astronomía (DAS) de la Universidad de Chile tiene como propósito la automatización del telescopio robótico utilizado para pesquisar supernovas en el complejo operado por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA) en el norte de Chile, que se ha convertido en referencia mundial para esta disciplina.

Para tal efecto, Hamuy ha propuesto el perfeccionamiento de la calidad de foco, apuntamiento, imagen, control de la cúpula (que debe abrir y cerrar de acuerdo a las condiciones climáticas), movimiento del telescopio y control de una cámara CCD (detector que registra las imágenes), entre otras medidas.

La idea se gestó hace tres años en el seno de un grupo de astrónomos preocupados en el desarrollo de un telescopio robótico para la búsqueda de supernovas jóvenes, que son explosiones de estrellas cuyos espectaculares destellos sirven para determinar distancias.

“Queremos convertir este instrumento en un autómata, es decir, que trabaje sin intervención humana y pueda tomar decisiones propias durante la noche para optimizar la búsqueda y saber cuáles son los tipos de estrellas que dan lugar a las distintas supernovas”, explicó.

Entre otros trabajos, Hamuy dirigió a comienzos de los 90 el proyecto Calán-Tololo, que condujo a fines de la misma década a la teoría de la aceleración de la expansión del universo.

En su honor incluso fue bautizado un asteroide descubierto desde España, donde el director del observatorio Pla D’arguines, Rafael Ferrando, reconoció el aporte del chileno en la investigación de las supernovas.

Las becas Guggenheim están orientadas a profesionales que hayan demostrado una capacidad excepcional en el área académica o artística y son adjudicadas a través de concursos anuales con miles de postulaciones.

En la selección de 2011, fueron 30 los distinguidos de América Latina y el Caribe, entre ellos Hamuy en un grupo que incluyó a otros cuatro chilenos, provenientes de distintas especialidades.

Imágenes gentileza NOAO/AURA/NSF